Desarrollan un condensador para coches eléctricos que dispara su potencia y autonomía

Existen en la actualidad decenas de investigaciones relacionadas con la mejora de las baterías que usamos a diario y que cada vez están presentes en un mayor número de dispositivos; de tal manera que cualquier mejora que suponga una mayor capacidad, durabilidad, peso, potencia, eficiencia o densidad es bienvenida. Ahora una pequeña compañía francesa podría haber conseguido mejorar ostensiblemente al menos dos de esos factores.

Nawa Technologies, una pequeña compañía con sede en las afueras de Marsella, ha creado unos condensadores que, unidos a las ventajas que ofrecen las actuales baterías de litio, podrían ayudar a ahorrar mucho peso y añadir más autonomía y potencia a los coches eléctricos.

Estos nuevos ultracondensadores ofrecen grandes ventajas con respecto a baterías de litio normales y corrientes, ya que se cargan y descargan hasta 1.000 veces más rápido que las baterías actuales, lo que implicaría poder cargar un coche entero en cuestión de segundos, incluso más rápido de lo que cuesta llenar un tanque de gasolina actualmente.

Además, en este caso no hay reacciones químicas, sino una simple separación de protones y electrones, por lo que no hay daño en la batería ni calor. De esta manera, estas baterías podrían tener hasta un millón de ciclos de carga, frente a los 1.000 que se alcanzan actualmente.

Para alcanzar el máximo rendimiento con una batería actual, es necesario tener muchas de ellas en un coche eléctrico; sin embargo, con estos supercondensadores se puede ofrecer toda la potencia en cuestión de segundos en coches con baterías pequeñas, lo que resulta ideal para pequeños coches de uso en ciudad, con una autonomía de hasta 100 km y cargas en apenas 10 o 20 segundos.

El proceso de fabricación de estos condensadores es más fácil y barato, y es similar al que se usa para crear paneles fotovoltaicos. Por si fuera poco, es más respetuoso con el medio ambiente al estar basado en carbono y aluminio, y no usar litio, cobalto ni metales raros.

Esta estructura es muy ligera y polivalente, y puede incluirse en cualquier estructura de fibra de carbono, lo que abre la posibilidad a integrarla incluso en la estructura de los coches, como el chasis, las puertas o el techo.

Sin embargom como toda tecnología innovadora, ésta también tiene algunos inconvenientes. Por ejemplo, aunque la densidad por potencia es superior a la del litio, la densidad de energía es cuatro veces menor. Además, los condensadores son malos almacenando energía a largo plazo, por lo que cada día que no uses el coche pierde entre el 10 y el 20 % de su capacidad.

La solución a estos probleas podría ser una batería híbrida de litio y condensadores, que aportaría las ventajas de larga distancia y de carga y potencia rápida. Junto con ello, la frenada regenerativa recuperaría un 450 % más de energía, ya que los sistemas actuales ofrecen poca energía por la lentitud de carga de las baterías. En concreto, se pasaría de aprovechar el 20 % al 90 % de la frenada.

Esta tecnología también es compatible con la carga por inducción, por lo que sería posible un sistema de carga ultrarrápida de unas decenas de segundos sin cables, de tal manera que aparquemos el coche en una zona de recarga y en menos de un minuto el coche esté completamente cargado.

Nawa actualmente está probando prototipos de estas baterías, y afirma que para la segunda mitad de 2019 podrán producirlas a gran escala. Veremos si consiguen ser una realidad que mejore a las futuras baterías de estado sólido que se espera que sean la próxima gran revolución en este sector.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Baterias