Super Soco, la nueva moto eléctrica que Xiaomi comercializa por menos de 1.000 euros

Xiaomi acaba de presentar su propia moto eléctrica. Tras el éxito de sus patinetes, el fabricante chino se ha aliado con la empresa Soco para presentar su primera moto, que cuenta como característica orincipal qu estará a la venta por menos de 1.000 euros. Además, este pequeño vehículo eléctrico vendrá acompañado de algunas funciones inteligentes como una cámara con la que poder grabar cualquier accidente.

Soco es una startup china dedicada a las motos eléctricas nacida en Shangai en 2015, y desde entonces ha lanzado al mercado varios modelos de todo tipo, pero en la Super Soco, Xiaomi les ha ayudado participando en el proceso de diseño y fabricación.

La moto cuenta con una batería en forma de T de sólo 10 kilos de peso, y con una vida útil de en torno a 600 ciclos de carga, cada uno de los cuales tarda hasta 7 horas. Con esta batería los fabricantes prometen una autonomía de hasta 120 kilómetros, aunque es de esperar que varíe dependiendo del uso que le demos a la moto y la manera en la que la conduzcamos.

El diseño es dinámico y minimalista, y está pensado para ser lo más ligera posible con el objetivo de moverse bien en la ciudad. Cuenta con frenos de disco en ambas ruedas, y un sistema eléctrico de frenado EBS que reduce la distancia de frenado (1,8 metros en seco, 2,5 metros en mojado) mientras carga la batería.

Sus faros LED en forma de U le dan un aspecto futurista, y ofrecen buena iluminación a 75 metros. También es futurista su panel digital en el que nos encontramos elementos como un velocímetro, un indicador de batería, los modos de luz inteligente y control de crucero, y un indicador para cualquier fallo que pueda surgir.

No tan futuristas pero sí necesarios son sus pedales, con los que quedarse tirado si se acaba la batería. Contará además con algunas otras funciones inteligentes como un control de crucero para mantener su velocidad o un sistema de luces automáticas que hace que se enciendan o no dependiendo de la iluminación. También viene con un USB de carga y tecnología Bluetooth, además de una aplicación para el móvil, la cual se conecta a la moto mediante WiFi y  permitirá conocer los diferentes datos de uso.

Por último tenemos una cámara frontal de la moto con un gran angular de 138 grados para abarcar el máximo de carretera posible con resolución FullHD, y que en caso de accidente, cuenta con un sensor de fuerzas G que activará un modo de seguridad que guardará la grabación de lo que ha pasado y la enviará al móvil.

La marca ha previsto tres modelos con tres precios diferentes y llegará al mercado el próximo 24 de mayo con cuatro colores a elegir: blanco, rojo, plateado y gris oscuro... y todo ello por menos de 1.000 euros.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Motos