Suecia prueba una carretera eléctrica que carga los coches como un scalextric

Suecia acaba de inaugurar el primer tramo de una carretera eléctrica diseñada para recargar la batería de los coches cero emisiones como si se tratara de un scalextric.

El proyecto, denominado eRoadArlanda, consiste en un tramo de dos kilómetros de una carretera cercana a Estocolmo que une el aeropuerto de Arlanda y un centro logístico fuera de la capital y en el que se han instalado raíles sobre el asfalto.

Los vehículos de batería que se han probado disponen de un brazo móvil para conectarse a la vía, de forma que durante el tiempo en el que el vehículo no pierda el contacto con el riel no gastará energía de su batería, pues la carretera le transferirá electricidad al hacer contacto con la pieza metálica, tal y como ocurre por ejemplo en el mítico juego de coches.

Sin embargo, si el coche se detiene, se paraliza la recarga. Las tomas de electricidad están en los laterales de la carretera y la energía se transmite por debajo del asfalto, a unos cinco o seis centímetros de profundidad, con lo que la corriente en la superficie es solo de un voltio.

"Se podría andar descalzo perfectamente sobre el rail", ha explicado Hans Säll, CEO del consorcio que está detrás de eRoadArlanda. Según informa The Guardian, este sistema permitiría a los fabricantes montar baterías más pequeñas en los vehículos sin repercutir en la autonomía.

Los creadores de esta iniciativa estiman que únicamente será necesario electrificar 20.000 km de los 500.000 km que compone la red de carreteras suecas, pues en tal caso la distancia máxima entre dos autovías electrificadas no sería nunca superior a 45 kilómetros, una cifra que el rango de los coches con esta tecnología abastece sin dificultad.

En cuanto al coste, las entidades han expicado que un kilómetro de esta calzada cuesta en torno de un millón de euros, una cuantía elevada pero que, al contextualizarla, se traduce en un desembolso 50 veces menor que el que supone construir una línea de tranvía urbano.

No se trata del único plan enfocado a las carreteras eléctricas que se está desarrollando en el país nórdico. Ya en junio de 2016 se inauguró la primera carretera eléctrica del mundo cerca de la ciudad de Gävle, aunque en este caso el funcionamiento se basó en la recepción de energía por parte de un camión utilizado a través de un pantógrafo montado detrás de su cabina.

A nivel internacional también existen proyectos similares, como en China que está volcada con esta tecnología y está desarrollando una carretera eléctrica inteligente capaz de recargar coches, informar a los autónomos y dar luz a 800 casas.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Tecnología