infoelectrico.com - Desarrollan nuevos componentes para cargadores de baterías de coche eléctrico baratos y de rápida producción

Desarrollan nuevos componentes para cargadores de baterías de coche eléctrico baratos y de rápida producción

Frenetic es una start-up que se mueve en lo que se conoce como el mercado de la electrónica de potencia, y su objetivo es identificar nichos donde poder aportar alguna solución disruptiva. En este sentido, esta compañía detectó que la industria demandaba ayuda en algo muy concreto: el diseño de los componentes magnéticos, dado que se hacían de manera prácticamente manual y con excesivos recursos.

Por este motivo decidieron ellos poner el foco en implementar esta tecnología hasta lograr que el diseño de componentes magnéticos fuera escalable, preciso y económico. Los encargados de dar forma a la idea fueron José María Molina, doctor en ingeniería industrial por la UPM, y Alfonso Martínez, también ingeniero industrial de la UPM y premio al mejor ingeniero de la ETSII, ahora CEO y CTO, respectivamente, de la startup que fundaron con el nombre de Sp Control Technologies, pero que ha pasado a denominarse Frenetic.

El paso siguiente fue crear un software que, mediante inteligencia artificial, aprendiese a optimizar cada vez más el diseño y producción de los magnéticos y fuera capaz de corregir los errores de predicción. Así es como nació Frenetic, una plataforma de diseño magnético con la que dicen resolver problemas de hardware con software.

En esa búsqueda de aterrizar su tecnología en algún nicho de mercado donde fuera de gran utilidad, se dieron cuenta de que cada vez se habla más de los coches eléctricos, pero que la industria sigue adoleciendo de un daño principal: el de los cargadores de baterías. Al margen de los residuos contaminantes que se generan una vez finaliza la vida útil, el otro reto es aumentar la capacidad de producción de estos cargadores para satisfacer la demanda creciente además de agilizar los procesos de fabricación, actualmente complejo, lento y costoso.

Molina ha explicado que “detectamos que, dentro de la industria de la automoción y, más concretamente, en los vehículos eléctricos, el diseño de los componentes magnéticos del cargador, lo que se conoce como el 'on board charger', se hace de forma prácticamente manual, alargando el proceso de fabricación hasta seis meses. Para solucionar esto, ideamos una tecnología que se ampara en la Inteligencia Artificial y que permite estandarizar la construcción de los elementos magnéticos industriales, como transformadores e inductores, y reducir el proceso a una semana, con una fiabilidad cercana al 98% y un ahorro notable”.

Frenetic diseña con Inteligencia Artificial transformadores e inductores con su propia tecnología que, en un modelo B2B, ponen a servicio de terceros. “Nuestros magnéticos son adecuados a las necesidades de cada cliente. Nuestro software diseña uno para cada necesidad de forma automática. Siempre es óptimo en el parámetro que el cliente persigue y con un grado de precisión respecto a la predicción muy elevado”, ha afirmado Molina.

Con esta oferta, han conseguido que la empresa crezca un 20 % cada mes gracias a clientes que se reparten por 14 países de la talla de Airbus, Texas Instruments, Huawei o Indra, entre otros.

El proyecto cuenta con el beneplácito de los inversores como ponen de manifiesto los 1.7 millones de euros de financiación que han conseguido levantar, hasta ahora, en distintas rondas. Además de implementar la tecnología y abrir nuevos mercados, en sus planes para el nuevo año entran también saltar a otros sectores y abordar otros componentes hasta consolidarse en el liderazgo de la tecnología electrónica.

Baterias