infoelectrico.com - ¿Cómo cuidar la batería del coche eléctrico...?

¿Cómo cuidar la batería del coche eléctrico...?

Para cuidar de la batería de los coches eléctricos, que es además su elemento más caro de los mismos, los expertos aportan una serie de consejos que nos permitirán conservar mejor este elemento, de especial importancia en la movilidad eléctrica.

Para empezar, según los expertos, resulta importante evitar situaciones extremas que pongan al límite la batería del coche o moto eléctrica, ya que pueden afectar a su durabilidad. De esta manera, será necesario establecer una rutina de recarga que debe seguirse diariamente. Por ejemplo, resulta aconsejable realizar la carga por las noches haciendo uso de cargadores inteligentes y, si es posible, hacerlo en tomas de carga lenta, ya que hacer uso habitualmente de recargas rápidas, perfecto para cuando tenemos prisa, acortará la vida útil de la batería, alrededor de un 1 % anual.

Los especialistas también recomiendan evitar cargas y descargas completas de la batería si queremos prolongar su durabilidad, algo que se aplica en general a todas las baterías de dispositivos electrónicos, como pueden ser los smartphones, tablets o portátiles. Lo más recomendable en este sentido es no cargarla al máximo, sino en torno al 80 %, de manera que preservaremos el mayor tiempo posible la máxima capacidad de nuestra batería asegurándonos que con esa autonomía podremos realizar nuestros desplazamientos diarios sin problema.

De la misma manera, dejar que la batería se desgaste del todo también es perjudicial para su vida útil, incluso más que cargarla al 100 %, por lo que lo más recomendable es proceder a la recarga del vehículo cuando su batería esté en torno al 15-20 %.

La batería de nuestro vehículo eléctrico también sufre cuando las condiciones climatológicas son extremas, de manera que su degradación y su rendimiento se pueden ver afectados por las altas o bajas temperaturas. Hay dos precauciones que se pueden tener en cuenta para evitar que esto suceda: por un lado, algo tan básico como estacionar en un sitio con sombra si el ambiente es excesivamente caluroso, ya que esto evitará que la batería alcance temperaturas elevadas; por otro lado, poner a cargar el vehículo justo después de aparcarlo hace que los sistemas de refrigeración de la batería la mantengan a una temperatura óptima.

Si nuestro vehículo eléctrico pasa estacionado un largo periodo de tiempo, la batería se descargará progresivamente, por lo que hay algunas recomendaciones que podemos seguir para evitar problemas cuando volvamos a hacer uso de él, tales como aparcarlo en un espacio fresco, usar la opción de descarga lenta o asegurarnos de que la batería no ha bajado del 20 % de su capacidad.

En el caso de que el coche sea capaz de mantener la carga de la batería en su punto óptimo dejando el vehículo conectado, esta será la opción más adecuada.

Por otra parte, la forma en la que conducimos es otro factor que puede afectar a la batería, ya que si conducimos de forma suave, responsable, eficiente y a una velocidad moderada, evitaremos que el vehículo necesite más potencia y, por tanto, nos ayudará a optimizar su carga y su vida útil.

Baterias

www.