infoelectrico.com - China desarrolla un prototipo de batería de litio-azufre para coche eléctrico, que podría ofrecer 2.000 kms. de autonomía

China desarrolla un prototipo de batería de litio-azufre para coche eléctrico, que podría ofrecer 2.000 kms. de autonomía

La empresa china Brighsun New Energy está desarrollando una batería de litio-azufre (Li-S) que, después de ocho años de investigación, ha dado como resultado el primer prototipo funcional que muestra unas capacidades asombrosas que permitirán desde alimentar un teléfono móvil más de una semana, a permitir a un coche eléctrico recorrer más de 2.000 kilómetros con una sola carga, y además hacerlo con unos materiales baratos y abundantes que permitirá un precio competitivo.

La clave de la batería es un sistema de litio-azufre que ha logrado sacar el partido principal de esta tecnología, su elevada densidad energética y su bajo coste, y solucionando su principal punto débil, la vida útil.

Según las pruebas, conducidas por la una agencia independiente, el nuevo diseño supondría en la práctica multiplicar por entre 5 y 8 veces las densidades energéticas de las baterías actuales, alcanzando cifras de 1.000 Wh/kg, y con una vida útil que después de 1.700 ciclos a 2C logra mantener la capacidad al 91 %, lo que supone una pérdida de apenas 0.01 % por ciclo. Incluso exponiendo la celda a una tasa de carga de 5C, esta ha sido capaz de mantener el 74 % de su capacidad original después de 1.000 ciclos.

Desde la compañía han confirmado que ya tienen desarrollados los procesos para la producción de materiales catódicos -electrolitos, separadores y ánodos litio en lámina-, de los cuales los materiales del núcleo -ánodos, electrolitos y separadores- se pueden producir en cadena; algo que les permitirá en un breve periodo de tiempo tener lista la primera línea de producción que esperan esté preparada a finales de este mismo año, y que les permitirá lograr unas celdas con una densidad energética por encima de los 1.000 Wh/kg.

Hablamos de una batería formada por materiales económicos, que esperan les permita lograr bajar de los 100 dólares el kWh. Además, las celdas pueden ser recicladas sin apenas impacto ambiental, una combinación que las hace perfectas para toda clase de aplicaciones, desde dispositivos móviles, hasta  coches eléctricos, pasando por sectores industriales como el almacenamiento energético y el transporte pesado.

Brighsun New Energy ha confirmado está en conversaciones con diversas compañías para la futura comercialización de estas baterías, que comenzarán su producción a nivel industrial-experimental a finales de este mismo año, cuando esté lista la primera línea de fabricación.

Baterias