Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Consejos para cuidar la batería del coche eléctrico si se reside en una zona confinada

El confinamiento puede obligar a mantener parado el coche eléctrico durante más tiempo que el habitual, pero normalmente los conductores no conocen las recomendaciones necesarias para que la batería no sufra. Por este motivo, desde la red de talleres especializados en mantenimiento integral del automóvil First Stop, han difundido una serie de consejos para que la batería del coche eléctrico no sufra más de los necesario en estos casos.

Entre los cosejos para mantener en las mejores circunstancias posibles las baterías de los vehículos eléctricos que permanece mucho tiempo parados, destacan:

  • Evitar las descargas completas

Es recomendable no esperar a que la batería del coche eléctrico se descargue por completo para proceder a la recarga, ya que la vida útil de la mayoría de las baterías hechas de iones de litio se mide en ciclos de carga completos, por lo que no debemos esperar a que se agote toda la carga, ya que esa medida alarga su vida útil. De esta manera es recomendable mantenerla siempre entre el 20 % y el 80 % de su capacidad.

  • Evitar cambios bruscos de temperatura

Si el vehículo va a estar parado por algún tiempo, es recomendable mantener el coche resguardado, ya sea en garajes o lugares cubiertos, ya que las baterías de este tipo de coches son sensibles a los cambios de temperatura bruscos, como los que registran muchas regiones españolas durante estas fechas. En la medida de lo posible, es preferible un lugar resguardado, en el que la temperatura es siempre más estable.

  • Si se prevé un estacionamiento largo

Si el coche va a estar parado durante un lago periodo, es recomendable dejarlo conectado, de forma que el propio vehículo mantiene la batería en el punto óptimo de carga. También se puede utilizar la opción de descarga lenta, y antes de utilizar el coche eléctrico, asegurarnos de que la batería no ha bajado del 20 % de su capacidad. Si hace tres meses o más que no se usa, es recomendable cargar el coche entre 2 y 3 veces al 80 % antes de utilizarlo, evitando siempre la descarga completa de la batería, ya que ayuda a alargar su vida útil.

  • Establecer una previsión de cargas

La previsión de recarga resulta fundamental para no caer en malos hábitos. Normalmente, en los talleres ofrecen herramientas para consultar las redes de recarga en el territorio nacional, con la que se puede tener localizado el punto de recarga más cercano.

  • Antes de volver a usar el vehículo, comprobar los neumáticos

Tras un estacionamiento prolongado, resulta importante comprobar el estado de los neumáticos, siguiendo consejos como hacer un chequeo visual para verificar el estado de la cubierta, buscar cualquier anomalía: grietas, bultos, daños o deformaciones…, comprobar el nivel de presión, o asegurarse de que las gomas no han pasado mucho tiempo con menos aire de lo debido. Además será aconsejable comprobar el estado de estos elementos que evitan que la suciedad y la humedad provoquen problemas, y si están deteriorados, lo mejor será que reemplazarlos.

Baterias

www.