Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

El precio de las baterías cae debajo de los 100 dólares por kWh, el punto crítico para que los coches eléctricos sean más baratos que los de combustión

El precio de las baterías de ion de litio ha caído por primera vez por debajo de los 100 dólares por kWh, cifra que en la industria automovilística se considera como el punto crítico donde los coches eléctricos saldrán más rentables que los de combustión, según se deduce del último informe anual realizado por BloombergNEF, que en su última actualización explica que el coste de las baterías ha continuado descendiendo hasta aproximadamente a esta barrera, e incluso alcanzarla por primera vez en algún caso concreto.

De esta manera, el hito de los 100 dólares porkWh habría sido alcanzado este año en el coste de las baterías para autobuses eléctricos en China, un caso muy específico, pero que logra alcanzar uno de los objetivos que la industria se había marcado desde hace años.

El informe explica que durante la última década el coste de la baterías ha descendido en casi un 90 %, coincidiendo con el convencimiento por parte del sector de que el futuro de los coches eléctricos se juega en los próximos tres años y las baterías son el problema clave a solucionar.

El precio promedio de las baterías ha caído un 89 % en 10 años, pasando de los 1.100 dólares por kWh en 2010, al récord de 137 dólares/kWh en 2020, según el el informe de BloombergNEF, un cambio que ha facilitado la expansión de los coches eléctricos y que afortunadamente parece que continuará como tendencia.

Según el informe, el coste medio de las baterías tiene grandes diferencias por sector, y mientras que los autobuses eléctricos comerciales en China se sitúan en los 105 dólares/kWh, el coste de las baterías en híbridos enchufables asciende a los 359 dólares por kilovatio-hora.

Según el ingorme, parece que la barrera de los 100 dólares se alcanzaría definitivamente en 2023, cuando el promedio se sitúe en unos 101 dólares por kWh, y será entonces cuando, según los expertos, los fabricantes de coches eléctricos podrán producirlos a precios equivalentes a los de combustión.

En numerosas ocasiones, los coches eléctricos ya acaban siendo más rentables que los de gasolina por su bajo consumo, sin embargo, el coste inicial del coche eléctrico sigue siendo mayor que su equivalente de combustión, y eso es por culpa de la batería, ya que gran parte del coste de producción del coche eléctrico radica en este componente.

De esta manera, según el informe, para finales de esta década, el precio de las baterías podría disminuir hasta los 58 dólares/kWh, aunque explica que es difícil saber cómo reaccionará el mercado a partir de 2023, cuando se alcance el punto de rentabilidad, y se espera que lleguen las baterías de estado sólido.

Baterias

//www.