Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Valencia contará con su propia gigafactoría de baterías para coches eléctricos

La Comunidad Valenciana contará con una gigafactoría de baterías para coches eléctricos y un centro de investigación de soluciones de almacenamiento, gracias a una asociación público-privada en la que participarán 23 empresas, entre las que se encuentra Ford.

 

Esto será posible gracias a la denominada Alianza Valenciana de Baterías, liderada por Power Electronics, que permitirá producir dispositivos para almacenar energía renovable y poder así utilizarla cuando sea necesario.

El proyecto incluirá un centro de investigación de soluciones de almacenamiento, denominado "Elemento Valencia", y la "gigafactoría", para los que la Alianza realizará una inversión conjunta superior a los 2.000 millones de euros, y promete crear 30.000 puestos de trabajo y aportar al crecimiento del PIB valenciano un total de 2.500 millones anuales.

Según ha anunciado Ximo Puig, presidente de la Generalidad, el acuerdo para constituir Elemento Valencia se formalizará en las próximas semanas, se convertirá en un "referente internacional" en soluciones de almacenamiento de energía, y contará con el apoyo de la Generalidad con la participación del Instituto de Ciencia Molecular de la Universidad de Valencia, el Instituto de Tecnología Química de la Uninversidad Politécnica de Valencia, el Instituto Tecnológico de la Energía, y Power Electronics.

El proyecto optará a los fondos europeos para la recuperación Next Generation, dotados con un total de 140.000 millones de euros hasta 2026, de los cuales el Gobierno destinará durante los próximos tres años unos 10.000 millones de euros a reactivar el sector de la automoción.

Según ha afirmado Puig, el almacenamiento energético será un "elemento clave" en una economía basada en las energías renovables, tras la transición energética y en una nueva movilidad sostenible, y del mismo modo "clave para la transformación de la movilidad en España", especialmente en la automoción, pero también en la movilidad marítima, ferroviaria, y de cualquier tipo de transporte.

Además, el presidente valenciano ha explicado que la alianza "nos señala el camino para conseguir una transición justa hacia la nueva industria", y constituye "una oportunidad para dar un gran salto como territorio y contribuir a los objetivos internacionales de descarbonización".

En la misma línea se ha pronunciado David Salvo, CEO de Power Electronics, que considera que este movimiento "significa asegurar el futuro de la industria del automóvil en España, pero también dar respuesta a nuevas formas de movilidad, desde el ferrocarril hasta los barcos, pasando por nuevos vehículos como los hyperloop", y ha calificado la Alianza Valenciana para las Baterías como "la más ambiciosa de todas las que se han presentado hasta la fecha en Europa".

El objetivo es producir 70 GWh a través de esta gigafacotoría que supondrá un enorme paso en materia de electrificación no solo para España, que ya cuenta con algún interesante proyecto en desarrollo, sino para Europa, pues solo el 3 % de las baterías para coches eléctricos se producen en el Viejo Continente.

Por otra parte, este proyecto supondrá un acicate para Ford, que tiene una de sus fábricas de coches clave en Almussafes (Valencia), la cual lleva tiempo recibiendo inyecciones económicas para favorecer su transformación hacia el coche eléctrico, y recientemente anunció que solo venderá coches 100 % eléctricos en Europa a partir de 2030.

Baterias