infoelectrico.com - Baterias estructurales para optimizar la autonomía de los coches eléctricos

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Baterias estructurales para optimizar la autonomía de los coches eléctricos

Las baterías de los coches eléctricos están en continua evolución, y ahora parece haber llegado el momento de una nueva revolución: las baterías estructurales, un dispositivo de almacenamiento de energía que además puede soportar el peso como parte de una estructura, es decir, integradas en la propia carrocería del vehículo, con lo que esto supone en la reducción del peso y tamaño.

 

Gracias a este tipo de batería, se puede aprovechar además el espacio disponible del habitáculo del vehículo, ya que están unidas a los bastidores traseros y delanteros, formando parte del suelo del coche.

Aunque todavía es pronto y están aún en desarrollo, compañías como Tesla ya han anunciado que el ahorro de costes de fabricación siguiendo este sistema podría alcanzar hasta el 50 % respecto a los modelos actuales, proporcionando hasta cinco veces más energía, siendo capaces de aumentar la autonomía del coche eléctrico en un 30 %, y permitiendo recorrer hasta 1.000 kilómetros con cada carga.

El sistema presentado por la compañía americana está basado en una estructura de celdas mucho más duraderas, ya que el calentamiento es muy inferior, permitiendo aumentar los ciclos de carga y descarga disponibles. Con este formato, la reducción de los costes de producción podría alcanzar hasta un 56 %, y además se reduciría en un 69 % el coste de las inversiones en plantas de producción de baterías.

También se disminuiría el peso del coche, ya que en estos vehículos, una cantidad masiva de baterías incrementan el peso en alrededor de una tonelada, y eso sin contribuir a la estructura real del coche. De esta manera, al estar la batería integrada en el chasis del coche, se consigue una reducción del peso del mismo.

En Tesla están trabajando ya en este tipo de baterías para integrarlas en sus próximos modelos de vehículos, como el Tesla Model Y. Actualmente, cuentan con un sistema de módulos, inspirado por la innovación aeroespacial de construir alas de avión como tanques de combustible, en lugar de construir los tanques de combustible dentro de las alas.

De esta manera, ya se están fabricando módulos de baterías para ser utilizados como estructura propia del vehículo; y en el mes de abril, BYD ya presentó un nuevo utilitario que cuenta con baterías integradas en la estructura del coche. Así las cosas, el fabricante chino ha sido el primero en implementar este tipo de baterías, diseño que pretende vender a otras compañías.

En el caso de Ford, que recientemente ha lanzado el nuevo Mustang Mach-E, el paquete de batería podría ser también estructural, formando parte del suelo del coche.

Este planteamiento de baterías no es nada nuevo, y ya en el año 2013, Volvo desarrolló paneles de carrocería que actúan como batería, donde la estructura estaba formada por un material de fibra de carbono capaz de almacenar energía eléctrica.

En cualquier caso, el proceso de fabricación de este tipo de baterías todavía está evolucionando y cada marca está desarrollando su propio modelo.

Baterias

www.