infoelectrico.com - Wallbox inaugura una nueva planta de cargadores para el coche eléctrico en Barcelona

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Wallbox inaugura una nueva planta de cargadores para el coche eléctrico en Barcelona

Wallbox acaba de inaugurar su nueva planta en la Zona Franca de Barcelona, especializada en el ensamblaje de cargadores para el vehículo eléctrico, un evento que contó con la presencia de los principales representantes políticos del país.

 

Aunque finalmente no pudo acudir el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sí asistieron al acto la ministra de Industria, Reyes Maroto; el presidente de la Generalidad, Pedro Aragonés; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; o la alcaldesa de Hospitalet de Llobregat, Nuria Marín, entre otros. También acudió a la inauguración Ignacio Sánchez Galán, presidente y consejero delegado de Iberdrola, uno de los mayores accionistas de Wallbox, y uno de sus principales clientes.

La inauguración de esta planta se produce apenas un año después de que la firma anunciara su construcción, un hecho que demuestra el crecimiento acelerado que está viviendo esta start-up, fundada el año 2015 por Enrique Asunción y Eduardo Castañeda.

El pasado octubre, Wallbox se convirtió en unicornio, al superar una valoración de más de 1.000 millones de dólares al salir a la Bolsa de Nueva York, un hecho inédito en el ecosistema de la ciudad.

La fábrica inaugurada es la tercera que Wallbox pone en actividad, tras la primera en Sant Andreu de la Barca y la segunda en Suzhou, Shanghai, que funciona a través de una alianza con el productor estatal Fawsn.

El crecimiento de la compañía es tal que en septiembre tiene previsto inaugurar una cuarta planta en Arlington, Texas, con una inversión de 11 millones.

La idea es abastecer la demanda de Estados Unidos, México y Canadá. Las plantas catalanas darán respuesta al mercado internacional y la fábrica en Shanghai únicamente servirá al mercado chino”, ha detallado Asunción.

En la planta de la Zona Franca recien inaugurada, la compañía espera producir toda su gama de cargadores, tanto para el hogar como para la vía pública. En la actualidad, el centro tiene una capacidad para ensamblar 750.000 unidades, si bien la empresa pretende llegar al millón en el 2025.

El centro, que destaca por la automatización de algunas tareas y la eficiencia energética  al abastecerse de energía solar, ha requerido una inversión de nueve millones de euros, y en la actualidad da trabajo a más de 200 personas, con la idea de llegar a las 500 dentro de tres años.

En conjunto, la compañía ya supera los 1.000 trabajadores, y en cuanto a ingresos, su crecimiento evoluciona hacia el triple dígito, de forma que este año, Wallbox prevé facturar entre 175 y 205 millones de euros, frente a los 79 millones que facturó el año pasado.

Baterias