infoelectrico.com - Presentan Volterio, un nuevo sistema de recarga de coches eléctricos sin cables

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Presentan Volterio, un nuevo sistema de recarga de coches eléctricos sin cables

La compañía fabricante de neumáticos Continental está desarrollando un novedoso sistema de carga de coches eléctricos sin cables, que bajo la denominación de Volterio será capaz de moverse de forma autónoma hasta el coche para iniciar el proceso de recarga de la batería sin necesidad de intervención humana.

 

La tecnología inalámbrica ha llegado a nuestras vidas para quedarse, y el ámbito de los coches eléctricos va a convertirse, por derecho propio en uno de los más beneficiados por estas tecnologías, que en un futuro cercano facilitará, por ejemplo, eliminar la necesidad de que sea el conductor quien conecte el cable a la hora de recargar el vehículo eléctrico.

Para el desarrollo de este novedoso sistema de carga inalámbrica, Continental se ha aliado con la start-up Volterio, especializada en soluciones de carga para vehículos eléctricos, que trabaja de forma similar a la carga por inducción, con la salvedad de que establece una conexión física con el coche y el propio cargador, para aprovechar al máximo la energía.

Según el fabricante, el sistema consta de dos partes, la primera de las cuales estaría anclada a los bajos del vehículo, mientras que la otra, la base, podría atornillarse en el suelo del garaje.

De esta manera, al estacionar el vehículo encima de esta base, ambas partes se conectarían para cargar el coche a una potencia máxima de 22 kW.

Para conseguir una mayor comodidad, el sistema vendrá preparado para moverse en un radio de 30 cm y ajustarse en el caso de que el conductor no haya dejado el coche estacionado exactamente sobre la base.

Para incrementar la seguridad del sistema, los conectores se encuentran protegidos por unas trampillas que se abrirán y cerrarán a la hora de realizar el proceso de carga; pudiendo evitarse de esa manera la entrada innecesaria de suciedad.

Todo el proceso se llevará a cabo a través de un sistema de guiado autónomo entre las dos unidades, que en segundos decidirá el tipo de corriente a utilizar en base al estado de la batería y el tiempo de carga.

A la espera de que algún fabricante se interese por el sistema, la división de ingeniería de Continental ha anunciado que ya prepara una versión doméstica del sistema que funcionará con corriente alterna de hasta 22 kW, además de un sistema adaptado para carga rápida y con una capacidad de carga superior a 50 kW de corriente continua.

Baterias

//www.