infoelectrico.com - Garage Italia convierte el Fiat Panda 4x4 clásico en coche eléctrico

Garage Italia convierte el Fiat Panda 4x4 clásico en coche eléctrico

El Fiat Panda 4x4 es un icono italiano para las zonas montañasas, al contar con un diseño y una mecánica sumamente sencillos, y siendo uno de los primeros coches en equipar un motor en posición transversal asociado a una tracción integral. Ahora, Garage Italia Customs, el estudio de diseño y personalización de Lapo Elkann, ha convertido este Panda 4x4 clásico en un coche eléctrico que han bautizado como Icon-e.

Se trata del segundo de una serie de cinco Panda 4x4 retrofit ideados por varias entidades italianas con el objetivo de celebrar la longevidad de este modelo en el imaginario italiano. Aunque mantiene el diseño original de Giugiaro, se actualiza con nuevos detalles estéticos. Los cinco Panda 4x4 Icon-e son el Panderis, ideado por el fabricante de telas Vitale Barberis Canonico, el Pandoro realizado en colaboración con la diseñadora de moda Marta Ferri, el Pand'Art con Arthur Kar de L'Art de L'Automobile, el Pandina Jones con Car & Vintag, la plataforma para entusiastas de los clásicos, y finalmente 00Panda, con la idea de que sea para un agente secreto.

Destaca en todos los casos que el motor de 4 cilindros de 965 cc, essustituido por un motor eléctrico del Grupo Newtron, asociado directamente a la caja de cambios original, y a pesar de disponer de un solo motor eléctrico, el Panda 4x4 sigue manteniendo la tracción integral original de origen Steyr.

La firma no ha desvelado ni la potencia del motor ni la capacidad de la batería, pero anuncia una velocidad máxima de 115 km/h, una autonomía de 100 km (ciclo WLTP) y un tiempo de carga de entre tres y ocho horas, según la potencia de carga.

La propia Fiat propuso en 1990 el Panda Elettra. De hecho, en los 90, Fiat tuvo toda una gama de coches eléctricos. Además del Fiat Panda Elettra (1990-1998), la marca italiana propuso el Panda Elettra 2 a partir de1992, el Fiat Cinquecento Elettra (1992-1996) y su descendiente, el Fiat Seicento Elettra (1998-2005), así como a partir de 1993 el desconocido Fiat Ducato Elettra Bus.

El Panda Elettra podía alcanzar los 70 km/h de velocidad máxima, tenía una autonomía de 100 km, y eran necesarias entre 8 y 10 horas para recargar las baterías. Las cuales debían ser sustituidas cada 35.000 km a un precio de 2,5 millones de liras. Es decir, la mitad de lo que costaba un Fiat Panda gasolina nuevo. La escasa vida útil de sus baterías, y el precio del coche, que costaba 25,6 millones de liras, cuando un Panda 750 Fire gasolina costaba algo más de cinco millones de liras, evitaron su éxito.

Coches