infoelectrico.com - Empresarios asturianos plantean fabricar su propio coche eléctrico

Empresarios asturianos plantean fabricar su propio coche eléctrico

Asturias se prepara para tener un coche eléctrico producido íntegramente en la región, según ha planteado Adriano Mones, presidente del Clúster de Movilidad Eléctrica y de la Asociación para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aideve), en una reunión con el consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño.

Mones indicó que «es un proyecto que estamos iniciando en Asturias y que tiene que ver con la movilidad eléctrica y el área central de la región». El planteamiento parte de un proyecto integral que se basa en la industrialización de la movilidad eléctrica en la región y en el desarrollo tecnológico que la acompaña. lo que significa aprovechar las industrias especializadas del sector y tecnológicas que están implantadas en la región, como fabricantes de infraestructuras de recarga o de la tecnología vinculada al coche compartido y conectado, para desarrollar una planta de ensamblaje que dé como resultado un vehículo propio asturiano.

Para ello, el clúster necesita apoyo económico institucional, que «será el detonante para que el proyecto salga adelante». Adriano Mones ha indicado en este sentido que «pensamos en ensamblar vehículos eléctricos en la región. El proceso es muchísimo menos complejo que el de un vehículo térmico, porque hablamos de un número muy importante de componentes menos. Es una forma más fácil de industrializarlos. De hecho, pronto veremos este tipo de cosas en Asturias y en otros lugares de España».

La idea es ensamblar un vehículo eléctrico con patentes asturianas destinado únicamente a flotas, como pueden ser las de vehículos de las administraciones o de empresas de alquiler, entre otras. La idea  no va a resultar barata, y por eso el clúster necesita recabar el mayor número de apoyos posible.

Mones se mostró convencido de que antes de diez años, la idea puede llegar a ser una realidad, pero para eso es precisa una inversión mínima inicial de 50 millones de euros. Para Mones, «la financiación tiene que ser pública y privada».

Aedieve cuenta con numerosos socios y patrocinadores de los sectores de fabricantes de vehículos, puntos de recarga, operadores de movilidad, plataformas de interoperabilidad, renting, flotas, ingenierías, industrias de componentes, centros tecnológicos, banca y talleres de reparación.

Según los datos de esta organización, el año pasado se matricularon en España 24.261 vehículos eléctricos, alcanzando un parque de 76.430. También se matricularon en 2019 un total de 7.424 vehículos híbridos enchufables. El proyecto planteado por Adriano Mones pretende aprovechar el impulso que se habrá de dar a este tipo de vehículos por parte del Gobierno.

Coches