infoelectrico.com - Preparan un sucesor premium y compacto para el BMW i3

Preparan un sucesor premium y compacto para el BMW i3

El BMW i3 todavía tiene mucho que decir en la estrategia de electrificación de la marca germana, sin embargo, la compañía ha decidido no renovarlo, sino que será sustituido por otro modelo compacto premium que competirá en el segmento B de los coches eléctricos.

Todavía sin denominación, el nuevo compacto de BMW formará parte de una docena de nuevos coches eléctricos que llegarán a su catálogo en 2023.

Se trata de una amplia oferta electrificada compuesta por 25 modelos que estarán en los concesionarios antes de 2025, continuando con la estrategiade que todas las tecnologías tengan cabida en el futuro de la compañía, con la hibridación como la más empleada, pero también con eléctricos y vehículos de hidrógeno.

En relación con la gama eléctrica, el futuro cercano lo marcan el iX3, el iNext y el BMW i4, y el BMW i3 todavía tendrá su espacio en ella. Lanzado en 2013, este compacto fue el primer coche eléctrico que llevó al mercado la firma alemana, estrenando además la submarca BMW i como un nuevo concepto para los vehículos premium.

A la primera generación del BMW, con 190 kilómetros de autonomía le acompañaba una segunda versión de rango extendido gracias a un pequeño motor de gasolina de dos cilindros. La primera actualización llegó en 2016, que ofrecía una mayor capacidad de la batería, aumentando su autonomía hasta los 312 kilómetros.

En 2017, sin modificar la capacidad de la batería, BMW lanzó el BMW i3s con un motor con 10 kW más de potencia, una autonomía de 280 kilómetros y algunas características que ofrecían un dinamismo más deportivo; y fue a partir de noviembre de 2018, cuando BMW comenzó a vender la versión que actualmente se comercializa, con una nueva batería de 42,2 kWh de capacidad bruta y 37,8 kWh útiles y una autonomía WLTP entre los 285 y los 310 kilómetros.

Los incentivos aprobados en Francia y Alemania para la recuperación del sector ayudarán a que este año y quizás el próximo, el BMW i3 todavía se mantenga entre los modelos más vendidos, aunque a partir de ahí la marca no lo va a renovar más para sustituirlo por un nuevo coche eléctrico compacto y premium que mantendrá la competitividad de la marca en este segmento.

Hace unos días, el compañero del BMW i3 en el nacimiento de la submarca alemana, el BMW i8, se ha despedido para siempre de la fábrica de Leipzig con 18 unidades muy especiales que han puesto fin a un deportivo que, en 2014, se adelantó a su tiempo, y para el que no hay un sucesor tras la cancelación del proyecto del BMW Vision M NEXT.

Coches

//