Volta Zero inaugura la nueva era de los camiones eléctricos

El transporte de mercancías a base de vehículos eléctricos está sufriendo una evolución más lenta que en el caso de los utilitarios movidos a través de esta fuente de energía; sin embargo, podríamos estar a punto de inaugurar una nueva era para este sector productivo promovida por la start-up sueca Volta Trucks, que acaba de presentar el Volta Zero, un camión de 16 toneladas 100 % eléctrico que aporta como particularidad la ubicación de la posición de conducción en el centro de la cabina, lo que ofrece una mejor visibilidad general.

Esta posición es mucho más baja que la de un camión convencional, lo que permite una línea visual a una altura más cercana a los peatones, ciclistas y otros usuarios de la vía, lo que aporta un resultado con un mayor nivel de seguridad, que se ve ampliado por la incorporación de sistemas como cámaras de visión trasera, advertencia de ángulo muerto, asistente de señales de tráfico, asistente de marcha atrás o asistente de cambio de carril, entre otros avances.

Este nuevo camión escandinavo está pensado para la distribución de carga y de paquetería en el centro de las ciudades de forma silenciosa y sin generar emisiones contaminantes, y proporciona una autonomía de entre 150 y 200 kilómetros, una distancia deberían ser más que suficiente para cubrir los trayectos urbanos diarios de reparto sin tener que preocuparse por el nivel de carga de la batería.

El camión integra un paquete de baterías de fosfato de hierro y litio con una capacidad de entre 160 y 200 kWh., que son las más adecuadas para vehículos comerciales de este tamaño y aportan interesantes argumentos como un ciclo de vida prolongado, robustez general, y una buena estabilidad térmica.

El vehículo tiene una longitud de 9,46 metros, mientras que su anchura es de 2,55 metros y su altura, de 3,47 metros. En cuanto a peso, puede alcanzar, una vez cargado, un total de 16 toneladas, lo que supone una carga útil de 8,6 toneladas.

Este camión eléctrico, que proporciona una velocidad máxima limitada de 90 km/h., verá rodar las primeras unidades a prueba a mediados de 2021, con algunas de las principales empresas europeas de logística y paquetería. En 2022 iniciará la producción en masa, que tendrá lugar en el Reino Unido.

Coches