Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Presentan el LUPA E26, el prototipo de coche eléctrico independiente español

Muchas empresas de nueva creación están tratando de aprovechar la electrificación de la industria automovilística incorporándose a un mercado hasta la fecha dominado por las grandes compañías automovilísticas. La última star-tup en apuntarse a esta tendencia es la española LUPA, compañía con sede en Barcelona que tiene como objetivo hacer que los vehículos eléctricos sean más accesibles para el gran público.

Por este motivo, la compañía ha anunciado que en el año 2023 lanzará a un precio muy competitivo su primer modelo que ya denomina E26, y que no es sino un utilitario del segmento B que se venderá por 9.400 euros sin baterías o por 17.000 euros con ellas.

Pero eso no es todo, para se mismo año, la compañía tiene previsto lanzar su segundo vehículo, una furgoneta eléctrica para el reparto de última milla; y en 2024 a ambos se les unirá un B-SUV eléctrico que recibirá el nombre de SUV42. Y posteriormente, ya en 2026, la compañía comenzará a comercializar la Powerhome, una batería doméstica capaz de almacenar energía generada por paneles solares.

El LUPA E26 tendrá un tamaño de 4.069 milímetros de largo, por 1.780 milímetros de ancho y 1.519 milímetros de alto, y rivalizará con modelos como el Peugeot e-208 o el Renault ZOE.

Se asentará sobre una plataforma de tipo skate-board que contará con un tren motriz muy compacto, el cual integrará en una misma unidad el motor eléctrico, la transmisión y la electrónica de potencia. Las baterías de todos los modelos de la marca serán extraíbles, lo que permitirá que, en caso de compremos un vehículo con las baterías incluidas y en el futuro queramos cambiarlo, podamos simplemente vender nuestro coche de segunda mano sin el pack, el cual después se instalará en nuestro nuevo automóvil, que nos habrá salido más barato al adquirirlo sin baterías.

Además, la compañía ofrecerá la posibilidad de darle una segunda vida al pack, que tendrá una garantía de ocho años o 160.000 km, cuando finalice su vida útil, utilizándolo como acumulador doméstico.

De esta manera, el E26 llegará con un pack de 42 kWh de capacidad, gracias al cual el utilitario debería alcanzar entre 320 km y 400 km de autonomía bajo el ciclo de homologación europeo WLTP. El motor eléctrico por su parte rendirá 117 CV (87 kW) en modo Sport, que quedarían limitados a 90 CV en modo Normal y a 65 CV en modo City.

Le llevará 30 minutos recuperar el 80 % de su carga conectado a un punto de 100 kW en continua, mientras que en monofásica y en trifásica tardará respectivamente 8 horas y 5 horas y cuarto en recuperar el 100 % de su carga.

En cuanto al diseño, los faros delanteros, los pilotos en forma de boomerang y los asideros de las puertas encastrados le dan un aspecto bastante actual.

Destaca el hecho de que, al menos por ahora, LUPA no contará con una red de concesionarios propia, y sus ventas serán exclusivamente on-line, mientras que las entregas y los mantenimientos se realizarán en una serie de talleres adheridos.

Coches

//