Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

El coche eléctrico de Apple, cada vez más cerca

El coche eléctrico de Apple parece regresar a escena, después de que algunos lo dieran por amortizado..y es que después de varios meses sin noticias sobre el mismo, el Apple Car reaparece y podría estar más cerca de ver la luz, hasta el punto de que podría ser presentado por la compañía en el trancurso del año 2021.

Según un informe de Economic Daily News, la firma de Silicon Valley espera lanzar su primer coche cero emisiones en septiembre de 2021, un plazo sorprendente que supondría adelantar dos años el plan original, ya que hasta la fecha las informaciones más optimistas apuntaban a una hipotética llegada en 2024. En este sentido, según la agencia Reuters, la compañía estaría avanzando con la tecnología de automóviles autónomos para producir un vehículo de pasajeros.

Las baterías para el Apple Car eléctrico tendrían de un diseño único de "monoceldas", que aumenta el volumen de las celdas individuales de la batería y libera espacio dentro del paquete de baterías, al eliminar los módulos compuestos por muchas celdas más pequeñas, lo que significa que se puede empaquetar más material activo dentro de la batería, concediendo al automóvil una autonomía potencialmente mayor.

El nuevo diseño podría reducir "drásticamente" el costo de las baterías y aumentar la autonomía del vehículo... aunque Apple también estaría estudiando la posibilidad de utilizar baterías LFP, o de litio-ferrofosfato, que es menos propensa a sobrecalentarse y, por lo tanto, es más segura que las baterías de iones de litio.

La tecnología de este coche dispodrá de varios sensores LIDAR con el objetivo de posibilitar la conducción autónoma, unos dispositivos que podrían ser producidos por socios externos y que se fabricarían a partir de los sensores LIDAR integrados en los iPhone 12 Pro.

La idea de Apple es fabricar un coche eléctrico orientado a la venta a particulares, a diferencia de otras tecnológicas como Waymo, la filial de Alphabet, matriz de Google, que apostó por el desarrollo de la tecnología de la conducción autónoma y no por la fabricación de coches con su logo, para crear una flota de taxis sin conductor que ya está operando.

De esta forma y pese a los rumores, no se puede descartar aún que Apple pueda decantarse por el desarrollo de una tecnología de conducción robotizada propia que se comercializaría posteriormente a otros fabricantes de coches. Este, de hecho, fue el rumbo que se escogió en 2016 y que se ha seguido desarrollando durante años, aun con la reducción de personal que se aplicó para el Proyecto Titán en 2019.

 

Coches