Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Constatan la mala seguridad del coche eléctrico chino Suda SA01

El Suda SA01, un coche eléctrico de origen chino, ha comenzado a venderse en Alemania, por lo que el autoclub ADAC decidió realizar unas pruebas de choque que han resultado muy negativas.

El Suda SA01 es un coche eléctrico chino low-cost en formato berlina media, con 4,42 metros de longitud y unas formas espartanas que, a primera vista, recuerda al primer Dacia Logan y que cuenta con un motor de 80 kW (109 CV) conectado a unas baterías de 39,5 kWh., acreditando 200 kms. de autonomía en ciclo WLTP y consiguiendo una velocidad máxima de 134 km/h.

Tenendo en cuenta su bajo precio, a partir de 18.990 euros antes de ayudas, es posible comprarlo en aquel país por poco más de 10.000 euros, pero según el ADAC, no parece una buena idea, ya que ha sido calificado en el apartadi de seguridad con nada menos que cero estrellas.

egún explican en el club alemán, el Suda SA01 no deja de ser sólo 8 cm más corto que el Audi A3 Sedán, sin embargo, ese es un espacio... es decir, con problemas de calidad a todos los niveles, desde el diseño más elemental, con un pilar A dividido que dificulta la visibilidad al sufrido conductor, al uso de plásticos "de aspecto grasiento".

El informe se vuelve terrible cuando se le somete a las pruebas de choque, donde se ve realmente aquel refrán español que dice que "lo barato es caro". El caso es que una menor inversión en sistemas de seguridad abarata los costes, y el comprador no suele plantearse que puede estrellarse.

Así las cosas, la protección a los ocupantes del Suda SA01 parece mínima, y en la clásica colisión frontal a 64 km/h, el conductor se estampa contra el volante, mientras que el acompañante se da de golpes contra todo lo que pilla. Como consecuencia, las lesiones que sufren ambos son muy graves.

Choques aparte, conviene comprobar cómo reacciona cuando se le pide una frenada de emergencia, por no hablar de los problemas de tracción y de dirección, o de cómo el coche se va de lado a lado en una prueba de esquiva a 70 km/h, por carecer de un elemento tan básico como es el control de estabilidad.

Henan Suda Electric Vehicle Technology es una empresa de 500 empleados centrada en la fabricación de coches eléctricos, que acaba de poner su primer pie en Europa, pero lo ha hecho valiéndose de la producción de series limitadas, lo que les permite pasar de puntillas por la homologación para nuestro mercado en materia de seguridad.

 

Coches