infoelectrico.com - Renault convertirá 100.000 coches usados en eléctricos cada año

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Renault convertirá 100.000 coches usados en eléctricos cada año

Renault acaba de presentar Re-Factory, una apuesta industrial consistente en la primera factoría a gran escala de economía circular del sector de la automoción que hará que desden la fábrica de Flins, más de 3.000 personas produzcan hasta 100.000 coches retrofit al año en 2030.

 

Esta Re-Factory se integrará en la nueva marca del grupo Renault, denominada Mobilize, y que no es una marca de coches al uso, ni tampoco una nueva marca de car sharing, y que tendrá tres áreas de negocio principales: la más visible será el alquiler, leasing o pago por uso de sus vehículos, pero también contará con servicios de car sharing, gestión de flotas, y reacondicionamiento de vehículos antiguos, así como el reciclaje de las baterías.

De esta manera, la factoría de Flins que en la actualidad fabrica el Renault Zoe y el Nissan Micra,  a partir de 2021 y hasta 2024, se centrará progresivamente en el concepto de Re-Factory.

La idea es que cuando los coches eléctricos lleguen al final de su vida útil, Mobilize recicle sus baterías, y otros componente, ya que, por ejemplo, con cada batería reciclada, se pueden generar actualmente un mínimo de 1.000 euros.

En concreto, la factoría dará salida a cuatro productos. El primero de ellos es el retrofit, es decir, adaptar un vehículo antiguo, ya sea gasolina o diésel, para convertirlo en coche eléctrico. Inicialmente, la Re-Factory empezará reacondicionando los Renault Zoe para puedan tener hasta el millón de km de vida útil, consiguiendo una segunda o tercera vida, primero como coche de ocasión, varias veces y luego como vehículo de carsharing.

Parece que en este la Re-Factory se practicará el retrofit como tal, y los antiguos modelos Renault de gasolina o diésel serán convertidos en coches eléctricos, mientras que los industriales ligeros del grupo, pasarán del diésel al biogas.

También se prevé la conversión a coche eléctrico de los Dacia Duster usados para que sirvan como vehículo de carsharing o de alquiler de flota en Mobilize.

Así las cosas, Renault y Mobilize preven la “refabricación” en 2030 de hasta 100.000 coches al año, con el objetivo de aprovechar todas las oportunidades que pueden brindar las baterías, que van desde la la reparación de baterías a darles una segunda vida como sistemas de almacenamiento de energía, ya sea para la industria, la agricultura, los particulares, aplicaciones en embarcaciones marítimas y fluviales e incluso volver al sector del transporte, en unidades de refrigeración.

Actualmente, hasta el 95 % de los materiales que componen un coche se pueden recuperar de una forma u otra, lo que abre una oportunidad de negocio en la recogida, el desmantelamiento, la reutilización de piezas en buenas condiciones y por supuesto, el reciclaje.

Por su parte, una división denominada Re-Start tendrá como objetivo promover y desarrollar el conocimiento industrial y acelerar la investigación y la innovación en la economía circular, albergando una incubadora de proyectos, así como un centro de formación y un hub universitario para fortalecer la especialización de los equipos de la Re-Factory.

Coches

//