infoelectrico.com - Aspark Owl, probablemente el coche eléctrico más rápido del mundo

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Aspark Owl, probablemente el coche eléctrico más rápido del mundo

El Aspark Owl es un coche eléctrico que promete convertirse en uno de los vehículos cero emisiones más rápidos jamás fabricados, que podría llegar a alcanzar nada menos que una velocidad máxima estimada de 400 kilómetros por hora.

 

Aunque parece que solo se producirán 50 unidades de este modelo de coche eléctrico japonés, se trata de una cifra increible que se consigue gracias a cuatro motores, uno para cada rueda, lo que ayuda a ofrecer el máximo rendimiento a cada rueda, pudiendo convertirse además en el coche de producción que más rápido acelera del mundo. En concreto, según el fabricante, será capaz de alcanzar los 100 kilómetros por hora en sólo 1,72 segundos.

Aspark afirma que el Owl tiene unas prestaciones que baten a todos sus posibles rivales en el mundo, de modo que un sprint desde parado hasta 300 km/h requerirá de sólo 10,6 segundos.

Se trata de una máquina que lleva una batería de iones de litio de 64 kilovatios/hora que proporciona una autonomía de 450 km en la prueba NEDC, aunque la marca afirma que en un futuro próximo podría estar disponible una batería más grande.

La carrocería presenta una mezcla de pliegues tensos y curvas suaves, y todos los paneles son de plástico reforzado con fibra de carbono, a excepción de un marco de acero inoxidable en el techo que sirve de soporte adicional.

La altura total de este coche es de sólo 99 centímetros, y bajo su carrocería esconde un monocasco de fibra de carbono que pesa tan solo 120 kilos. Además cuenta con una suspensión de doble horquilla en cada esquina con amortiguadores hidráulicos de tres modos, que ofrecen entre 80 milímetros y 160 mm de distancia al suelo.

Los discos de freno carbonocerámicos con pinzas de 10 pistones delante y de 4 pistones detrás ayudan a frenar a este bólido, que en el interior incluye cuatro pantallas, dos de ellas exclusivas para visibilizar las cámaras orientadas hacia atrás que incorporan los espejos laterales.

El precio de esta maravilla estará en el entorno de los 2,9 millones de euros, una cantidad que parece que no supone problemas para que las primeras entregas comiencen a realizarse en el segundo trimestre de 2020.

Coches

www.