Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Desarrollan el LS-EV, un prototipo de coche eléctrico y autónomo, que destaca por su bajo consumo

El prototipo de coche eléctrico denominado LS-EV es un vehículo autónomo y eléctrico, de pequeño tamaño, que alcanza poca velocidad pero, a cambio, mantiene un consumo mínimo.

 

Los promotores de este vehículo prevén que consuma la misma energía que un peatón, de manera que pueda ser una opción de interés para circular por la ciudad, aunque sea a baja velocidad, de forma que si un peatón andando no quema tantas kilocalorías como corriendo, al motor de este modelo le suceda algo parecido.

Se trata de un proyecto conjunto de las empresas Teijin y Applied Electric Vehicles (Applied EV), dedicadas respectivamente a la creación de nuevos materiales para trajes ignífugos y a los vehículos eléctricos, que llevan un tiempo trabajando juntas, y en febrero presentaron su nueva plataforma que ahora han mostrado como adelanto de lo que será este novedoso vehículo eléctrico.

El nombre de este modelo: LS-EV, se corresponde con las siglas de Low Speed Electric Vehicle, y pretende ser un prototipo de vehículo autónomo de cero emisiones, o sea, un pequeño automóvil que por su forma y tamaño nos recuerda a coches tipo Smart u otros modelos compactos, que dispone de cuatro asientos.

Para su diseño se ha utilizado una resina de policarbonato para las puertas y ventanas, con la que consiguen aislar el interior para que la temperatura sea la adecuada al bloquear la radiación infrarroja, haciendo que al final el vehículo pese mucho menos, sin renunciar a la resistencia frente a los impactos.

Al ser un modelo compacto, los promotores han logrado que el habitáculo sea relativamente espacioso al no haber transmisiones físicas a bordo del vehículo, al tiempo que la plataforma denominada Blanc Robot integra el sistema eléctrico y las tecnologías de transmisión por cable.

Así las cosas, la principal característica del LS-EV es que tiene el consumo energético equivalente al de un peatón, además de nutrirse de energía a través de una placa solar instalada en el techo, que podría proporcionar una potencia de hasta 330 vatios.

La idea viene de Applied EV en este sentido cuenta con una subvención gubernamental del Gobierno de Australia para investigar y desarrollar un prototipo de vehículo autónomo que extraiga el 60 % de su energía del sol y que pueda transportar pasajeros y mercancías.

En este caso, el hecho de recurrir a materiales ligeros ha permitido que se incorpore una batería bastante pequeña y que, según la compañía, la toma de energía mediante esta placa sea "viable técnica y económicamente en el mundo real".

Aunque no han aportado datos sobre la velocidad, la aceleración u otros datos técnicos como el nivel de conducción autónoma, lo que parece claro es que estamos ante un prototipo que aún no sa sabe si acabará en producción.

Coches

//