Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

EQS, el nuevo coche eléctrico de lujo de Mercedes-Benz

Con la llegada del EQS, Mercedes-Benz ya cuenta con un coche eléctrico de gama alta que le permite mantener su liderazgo en el segmento de lujo a nivel mundial.

 

Se trata sin duda del Mercedes-Benz más moderno producido en más de 125 años de historia de la marca alemana, ya sea por la línea arqueada de la carrocería con una parte trasera tipo coupé o el panel negro haciendo de parrilla frontal, las puertas con cristales sin marcos o las dos bandas ópticas en todo la anchura de la parte delantera y trasera del EQS, una marca distintiva de la línea de modelos EQ.

Al margen de su coeficiente aerodinámico extremadamente bajo que ayuda a aumentar la autonomía en un 5 %, el efecto "wow" que provoca el diseño exterior aumenta cuando la puerta se abre automáticamente y se cierra al sentarse el freno.

La estrella de su habitáculo es un revolucionario salpicadero denominado Hyperscreen, una especie de tablet inteligente que contiene tres pantallas independientes bajo una superficie ligeramente curva que parece una única interfaz. Además, se ha diseñado un nuevo nivel de interacción con el usuario denominado "capa cero", en el que toda la información necesaria y personalizada se coloca frente a los ojos del conductor, sin necesidad de buscar en los submenús, ya que esto podría distraerlo de su función principal dentro del coche.

En este modelo todo es configurable y adaptable al gusto del usuario, y gracias a la Inteligencia Artificial, el sistema aprende rápidamente de esas preferencias para intentar proporcionarle todo lo que necesita, al mismo tiempo conectándose con el mundo exterior, así como con todos los ocupantes del vehículo.

Todas las funciones y características están visibles y disponibles en todo momento, conectadas y personalizadas, y la información se proyecta u oculta en segundo plano por sí misma, según lo que aprende con el uso del usuario, además de lo que los mandos vocales y gestuales aportan a esa experiencia. En este sentido, los ingenieros alemanes afirman que para evitar distracciones, más del 90 % de la información queda accesible en el primer nivel del HyperScreen y/o mediante instrucciones de voz.

En el interior, la libertad que concede una arquitectura eléctrica se siente en el espacio libre tanto en la zona de la consola (que no necesita tener un voluminoso túnel central que cubra la caja de cambios, inexistente) como, principalmente, en la segunda fila de asientos.

Cuenta con baterías de iones de litio, que en su nueva fórmula química ofrecen una densidad energética un 26 % más alta en comparación con las baterías que utiliza el EQC, y cuyas cargas se pueden realizar en corriente continua (DC) hasta 200 kW, lo que permite sumar 280 km de autonomía en tan solo 15 minutos. Hay dos tamaños/capacidades de baterías, que están instaladas debajo del piso del coche, entre los dos ejes. La más pequeña cuenta con 90 kWh (celdas de bolsillo y 10 módulos) y la más grande con 107.8 kWh (celdas prismáticas y 12 módulos) y la confianza de Mercedes-Benz en su longevidad es tal que ofrece una garantía de fábrica de 10 años o 250.000 km. convirtiéndose en la más larga del mercado

Entre los datos de rendimiento, anuncian una aceleración de 0 a 100 km/h en 6.2 segundos, una cifra impresionante considerando el peso del vehículo; y una autonomía de un máximo de 770 km (WLTP).

Coches