infoelectrico.com - Citroën fabricará los coches eléctricos más asequibles de Stellantis

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Citroën fabricará los coches eléctricos más asequibles de Stellantis

Stellantis, la compañía surgida de la unión de FCA (FIAT-Chrysler) y PSA (Peugeot-Citroën, Opel) continúa con el proceso de integración total de dicas marcas, que todavía tardará un tiempo en completarse, lo que no quita para que el fabricante ya esté diseñando su nueva estrategia corporativa global, en la que se incluye que los coches más asequibles del Grupo estarán a cargo de Citröen.

 

En el organigrama presentado en su día por Carlos Tavares, director ejecutivo del grupo en España, se obervaba que las marcas del grupo se habían ordenado en cuatro categorías: generalistas (Citroën, FIAT), aspiracionales (Opel, Peugeot), premium (Alfa Romeo, DS, Lancia) y lujo (Maserati), quedando firmas como Jeep (especialista en SUV) o RAM (vehículos industriales) fuera de esta clasificación.

Tanto Citroën como FIAT están pues en el capítulo de las generalistas, pero a la hora de la verdad, la oferta de FIAT se basará en la rentable gama 500, de carácter semi-premium, por lo que en la práctica la única marca de enfoque verdaderamente generalista del grupo será Citroën.

Ya en su oferta de turismos de finales de los años 50, la compañía francesa presentaba únicamente dos modelos: el 2CV, el coche más sencillo y barato del mercado francés, y el DS, considerado por muchos como el automóvil más avanzado de su tiempo. Esta «bipolaridad» se mantuvo hasta el año 2014, cuando el grupo PSA decidió despojar a Citroën de sus modelos más lujosos para venderlos bajo la nueva marca DS.

Conscientes de que los compradores de vehículos premium valoran ante todo la imagen de marca, los dirigentes del fabricante francés decidieron crear una nueva firma desprovista del «lastre» que suponían los modelos baratos de Citroën.

Así las cosas, la vieja Citroën ahora ha quedado dividida en dos entidades independientes: Citroën, el fabricante de coches asequibles y desenfadados, y DS, la marca de vehículos premium de vanguardia, donde Citroën tendrá que desempeñar el papel de «marca barata» del grupo Stellantis, algo que también se aplicará a su gama eléctrica.

De esta manenra, a través de su estrategia Ëlectric for All, el objetivo de la empresa será desarrollar vehículos eléctricos de corte asequible para popularizar este tipo de movilidad.

Así las cosas, parece que el primer eléctrico low-cost de Citroën, dejando a parte el cuadriciclo AMI, será el ë-C3, un utilitario del segmento B, que hará uso de la plataforma eCMP de los Peugeot e-208 y Opel Corsa-e.

En cualquier caso, la propuesta de la marca será más humilde que la de sus hermanos, contará con motores menos potentes (disponibles en versiones de 50 CV y 80 CV), sus baterías serán menos capaces, y utilizarán químicas asequibles.

Coches