infoelectrico.com - The e-Miles, el coche eléctrico extensible que se pilota con un joystick

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

The e-Miles, el coche eléctrico extensible que se pilota con un joystick

The e-Miles Company acaba de presentar un novedoso cuadriciclo de propulsión eléctrica a partir de un nuevo concepto para la movilidad urbana en términos de sostenibilidad, accesibilidad inclusiva y respeto al medioambiente, que por sus dimensiones e innovaciones tecnológicas podría redefinir la manera en la que nos moveremos por el centro de las ciudades en un futuro no muy lejano.

 

Entre las novedades de este vehículo destacan sus motores eléctricos integrados en las ruedas, la posibilidad de aumentar su longitud en función de las necesidades, su sistema de acceso frontal mediante un portón frontal abatible, la ausencia del volante y pedales que son sustituidos por un joystick y la sustitución de retrovisores por cámaras.

The e-Miles se presenta de esta manera como una solución destinada a particulares y empresas, que podrían ser desde las de car sharing hasta las de transporte de última milla, incluyendo en todos los casos un aspecto moderno y el hecho de que puede conducirse a partir de los 16 años sin necesidad de carnét.

Además, gracias a su accesibilidad frontal, posibilita el acceso directo al vehículo en silla de ruedas desde la acera si se aparca en perpendicular, y todo desde unas medidas de apenas 2,5 metros de largo por 1,5 de ancho. Aunque lo realmente novedoso es que, gracias a un innovador sistema automático de extensión de chasis, puede crecer 37 centímetros para acomodar hasta 4 pasajeros o, en función de la necesidad, aumentar la capacidad de carga.

Sse trata de una alternativa muy práctica para las empresas de reparto de última milla, ya que podrán adaptar las dimensiones del vehículo según el volumen de bultos a transportar, y además, gracias a sus dimensiones, se puede estacionar perpendicularmente a la acera, con lo que resultará mucho más fácil encontrar plaza de aparcamiento.

The e-Miles Company incorpora en este coche numerosas soluciones tecnológicas, entre las que destaca la ausencia del salpicadero y del panel de instrumentos tradicional, pero tampoco cuenta con pedales ni con un volante convencional, y en su lugar, hay un joystick destinado a la conducción, como sucede en un avión o una silla de ruedas motorizada, que al estar situado entre los dos asientos delanteros, resulta idóneo para conducir en cualquier país, tanto si se hace por la derecha o la izquierda.

Por otra parte, delante de su posición, el conductor se encontrará, en lugar del tablero de instrumentación, con una pantalla gigante que mostrará toda la información del vehículo y en la que se puede duplicar la del teléfono móvil, y además, está capacitado para aprovechar todo el potencial de la tecnología 5G en cuanto esté disponible.

Otra diferencia respecto a un coche convencional es la ausencia de retrovisores, que son sustituidos por dos cámaras que monitorizan el entorno y reproducen las imágenes en la  pantalla delantera.

Tampoco dispone de limpiaparabrisas, ya que el cristal delantero ha sido fabricado en policarbonato, con un recubrimiento utilizado en la industria aeronáutica para repeler el agua y la suciedad que pueda dificultar la visión.

Durante el acto de presentación de este nuevo vehículo, el máximo responsable de The e-Miles Company, Mike Hastewell, explicó que “la historia nos enseña que siempre que se pasan momentos críticos y difíciles, éstos siempre vienen acompañados de innovaciones para mejorar nuestra calidad de vida”, al tiempo que David Hermoso, responsable de diseño, presentó el e-Miles como “un vehículo pensado por y para las ciudades, y su diseño es el resultado de las necesidades de los usuarios. Se trata de un modelo muy compacto con algunas características que lo hacen único. Es el resultado de un exhaustivo estudio de la actual movilidad urbana, identificando las necesidades del usuario y de cómo mejorar el día a día de los ciudadanos, demostrando que un pequeño vehículo puede cambiar la dinámica de una gran ciudad”.

Por su parte, el jefe de proyecto, Jaime Hueto, destacó que “este vehículo es la respuesta a un gran número de retos a los que se enfrentan nuestras ciudades y sus habitantes, al ser respetuoso con el medio ambiente, cumplir con el límite de velocidad en el centro de las ciudades, contar con una gran versatilidad y estar fabricado con materiales revolucionarios, puesto que el 90% de sus piezas están realizadas en impresión 3D”.

Coches