infoelectrico.com - Skoda trabaja en el desarrollo de un nuevo sedán eléctrico

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Skoda trabaja en el desarrollo de un nuevo sedán eléctrico

Skoda estaría trabajando en el desarrollo de un nuevo sedán eléctrico que formará parte del proyecto Trinity de Volkswagen, a través del cual la compañía quiere revolucionar la forma en la que fabrica y comercializa automóviles basándose en tres pilares: el desarrollo de una nueva plataforma, una mayor estandarización de los procesos productivos y una firme apuesta por la conducción autónoma.

 

De esta manera, el nuevo sedán de Skoda hará uso de la plataforma modular SSP, una avanzada arquitectura de gran flexibilidad que sustituirá a las MEB y PPE, utilizadas por el Grupo Volkswagen, al que pertenece la compañía.

El empleo de esta base permitirá maximizar las sinergias y reducir los costes de desarrollo y fabricación de los vehículos eléctricos del grupo, haciéndolos más asequibles.

El proyecto Trinity supondrá la adopción de una nueva filosofía de fabricación en la empresa, pues a partir de 2026, el hardware de los coches eléctricos del Grupo Volkswagen estará mucho más estandarizado, y los clientes solo podrán cambiar el color de la carrocería, el diseño de las llantas y la capacidad de las baterías.

El resto de componentes serán idénticos en todas las unidades, de forma que los equipamientos opcionales podrán activarse a través de actualizaciones de software inalámbricas, que podrán instalarse en cualquier momento a lo largo de la vida útil del vehículo.

Esta estandarización extrema no solo permitirá simplificar la producción y el proceso de homologación, sino que también se traducirá en ingresos adicionales basados en una oferta de servicios digitales.

Estas medidas permitirán a Skoda ofrecer un competitivo precio de partida de menos de 35.000 euros, pero eso no significa que vaya a ser un vehículo básico, ya que disfrutará de baterías de última generación y de un sistema eléctrico de 800 voltios, lo que le otorgará una elevada autonomía y unos tiempos de carga extremadamente cortos.

Aunque los modelos del proyecto Trinity tendrán capacidades autónomas de nivel 4 gracias a la tecnología de Argo AI, la empresa de conducción autónoma de Ford y Volkswagen, se espera que por motivos legales, inicialmente los vehículos estén limitados a un nivel 2+.

Parece que este nuevo sedán de carácter familiar será el encargado de sustituir, dentro de la gama Skoda, al Superb como buque insignia de la marca, aunque por tamaño se parecerá más al Octavia.

Coches