infoelectrico.com - Cuando sufres un accidente con un coche eléctrico...

Cuando sufres un accidente con un coche eléctrico...

Cuando hay que rescatar a un herido atrapado en un vehículo tras un accidente grave, unos pocos minutos pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte... y la cosa va a peor, ya que desde el RACC aseguran que los diez minutos que antes hacían falta para abrir un vehículo y sacar al accidentado, ahora con los vehículos de última generación, se han convertido en muchos más, ya que hay que tener mucha más información para hacerlo de forma segura, como por ejemplo dónde están los componentes de alta tensión, dónde están las cargas de los airbags, qué tipo de combustible utiliza el vehículo, o cuáles son los mejores puntos de corte de carrocería.

El caso es que todos estos detalles son todavía más desconocidos si el accidentado es un coche eléctrico, con los que hay que proceder de una forma particular, según ha advertido el director gerente de Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE), Arturo Pérez de Lucia, que ha detallado que "a toda tecnología nueva le siguen mitos y leyendas basadas en el desconocimiento y la infoxicación".

Desde AEDIVE defienden que "en realidad todos los vehículos, incluidos los eléctricos, cuentan con una Hoja de Rescate para los servicios de emergencia, que, en el caso de los eléctricos, informan dónde se desconecta la batería, dónde puede haber equipos de alta tensión, cómo atacar el vehículo teniendo en cuenta la disposición de la batería, además de otros elementos".

Según ha indicado Arturo Pérez de Lucia, "la hoja de rescate es una ficha que incorpora toda la información técnica necesaria para poder abrir un vehículo de manera rápida y segura, y tiene un formato estándar, válido para toda Europa".

Se trata de una herramienta de suma utilidad, ya que si está accesible dentro del vehículo, cualquier cuerpo de rescate la podrá tener de inmediato cuando llegue al accidente, la entenderá y la usará para que el proceso de liberación del accidentado sea lo más rápido y seguro posible. De hecho, ante este tipo de accidentes, las marcas han ido hablando con los bomberos y están en contacto para cuando hay modificaciones de cada vehículo.

En la página oficial del RACC están disponibles las Hojas de rescate de todos y cada uno de los modelos del mercado para garantizar un rescate seguro y rápido en caso de accidente.

Por otra parte, cuando un coche eléctrico recibe un golpe, "la batería se desconecta automáticamente a la vez que saltan los airbags y/o pretensores del cinturón. Incluso si el vehículo vuelca, se desconecta la batería", ha explicado Pérez de Lucia. Además, se producen desconexiones de emergencia disponibles para desactivar de forma segura la electricidad del vehículo si es necesario proceder a la extracción de los pasajeros.

En algunos modelos, además, existen unas trampillas que en caso de incendio se funden dejando paso al agua de extinción, como en el caso del modelo ZOE de Renault, ubicada bajo la banqueta del asiento trasero.

Estilo de Vida

//