¿Cómo incrementar un tercio la autonomía del coche eléctrico?

Uno de los mayores problemas de los coches eléctricos pasa por la falta de autonomía, por lo que los expertos recomiendan seguir unos sencillos consejos con los que se podrá aumentar la autonomía del coche libre de emisiones, hasta en un 35 %.

Entre los consejos aportados por los expertos destacan:

  • Conducir con calma

Tenemos que pensar que vamos a bordo de un coche limpio y silencioso que invita a una conducción relajada, tratando de pisar el pedal de acelerador lo más suavemente posible y de forma gradual. Por el contrario, hundir en cada salida el pedal hasta el tope de su recorrido acabaría enseguida con la autonomía de las baterías. Pero no sólo hay que acelerar con calma, sino también frenar, y es que cuanto menos se interrumpa la inercia más autonomía ganaremos, puesto que lo que más gasta es desplazar el coche desde parado dado que tenemos que arrastrar desde cero todo su peso. Por ejemplo, si vemos que hay un semáforo en rojo, en vez de seguir acelerando hasta llegar hasta él y luego frenar, aprovecharemos la inercia de modo que cuando cambie a verde podamos retomar la marcha sin haber detenido el vehículo del todo.

  • Frenada regenerativa

Debemos aprovechar las ventajas que nos ofrece la frenada regenerativa, un sistema que permite convertir el calor que se desprende de las frenadas en energía para las baterías, de modo que cuanto más frenemos con el sistema de retención del coche, más energía recuperaremos. Hay dos modos de frenada: uno más leve que deja que el coche se desplace más, y otro más acusado que retiene el coche desde el mismo instante en que dejamos de ejercer presión sobre el pedal del acelerador, y que incluso puede llegar a detener el vehículo cuando lo soltamos del todo. Éste último es mucho más efectivo a la hora de ganar energía y ampliar la autonomía de los coches eléctricos. Con una regeneración efectiva, cada kilómetro recorrido sin utilizar el acelerador supone 300 metros de autonomía adicional.

  • Planificación de la ruta

Al contrario de los coches de combustión, donde menos consumen los eléctricos es por ciudad, mientras que donde más energía gastan es por las vías rápidas, ya que no se aprovecha la conducción a vela ni la frenada regenerativa. Por este motivo, si se va a realizar un desplazamiento interurbano, lo mejor es planificar la ruta para evitar en lo posible autopistas y autovías, así como puertos de montaña.

  • Uso correcto de la climatización

La autonomía de un vehículo eléctrico se puede resentir si se hace un mal uso de la climatización, es decir, tratando de enfriar el coche rápido en verano poniendo al mínimo la temperatura o lo contrario en invierno. Esto se puede arreglar haciendo un uso responsable del aire acondicionado y aprovechando los sistemas de climatización remota que ya ofrecen muchos coches eléctricos mientras están cargando sus baterías, de forma que desde casa y a través de los sistemas de conectividad del vehículo, podemos un poco antes de subir al coche, pedirle que vaya acondicionando la temperatura del habitáculo a nuestro gusto, mientras sigue conectado a la corriente para que esta acción no se realice una vez se haya desenchufado y se nutra únicamente de la reserva de las baterías.

Estilo de Vida

www.