Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

En 2024, los costes de fabricación de los coches eléctricos serán iguales a los de combustión

Un estudio de la financiera suiza UBS caba de pronosticar que la fabricación de los coches eléctricos costará lo mismo que la de los automóviles convencionales en 2024, situando como la clave para esta equiparación, el coste de las baterías, que en la actualidad suponen hasta el 40 % del coste de un coche eléctrico.

El estudio se basa en un análisis de las baterías que usan los siete fabricantes más importantes del sector automotriz, y el factor clave para esta equiparación de costes será la reducción de los precios de las baterías por debajo de 100 dólares por kWh, una barrera que los analistas creen que se superará en 2022, y que fabricantes como Tesla parecen estar a punto de conseguir.

Dos años después llegaría la paridad de precios. De esta froma, los analistas pronostican que en 2022, el sobrecoste que implicará fabricar un coche eléctrico en comparación con uno de combustión será de solo 1.600 euros.

Además, esta disminución en el precio de la batería repercutirá inevitablemente, en la reducción de los precios de los coches híbridos, de forma que UBS considera que aquellos fabricantes de automóviles que intentan aferrarse a las ventas de coches de combustión corren el riesgo de ser adelantados por compañías que han apostado por la electrificación como Tesla o Volkswagen.

El estudio pronostica además que, a nivel mundial, la participación de los coches eléctricos en el mercado alcanzará el 17 % en 2025; mientras que para 2030, los automóviles eléctricos deberían representar el 40 % de las ventas mundiales.

Estilo de Vida