infoelectrico.com - Las gasolineras alemanas indicarán el precio del kw para el coche eléctrico, además del de gasolina y diesel

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Las gasolineras alemanas indicarán el precio del kw para el coche eléctrico, además del de gasolina y diesel

El gobierno alemán de Angela Merkel continúa apostando por la movilidad eléctrica, y ahora pretende que las gasolineras que dispongan de recarga para el coche eléctrico también ofrezcan a sus clientes los precios para el kilowatio, en forma de comparación de costes con los diferentes tipos de combustión.

 

Una nueva normativa que podría ser aprobada próximamente facilitará en el país germano la distinción de costes en las recargas como parte de las medidas que engloban las nuevas ayudas para la compra de vehículos eléctricos, lo que conlleva además que obligarán a que todas las estaciones de servicio dispongan de puntos de recarga pública.

La norma permitirá hacer la distinción y comparativa de costes, como se suele hacer entre los tipos de combustión, de forma que las estaciones tendrán que mostrar de forma pública el coste de un trayecto de 100 kilómetros tanto usando gasolina súper, gasolina E10, diésel, electricidad, hidrógeno, GLP y gas natural.

Se trata de una situación que supondrá un problema, ya que una sola red no será capaz de cubrir al 100 % las necesidades de los usuarios, ya que que estos, en la práctica, se ven obligados a suscribir varios contratos con diferentes operadores o bien pagar un precio mucho más elevado, lo que hace que sólo se vea una ralentización de la expansión del coche eléctrico entre el público general.

Al mismo tiempo, esta nueva medida de comparativas entre costes de recarga también para coches eléctricos, tendría como solución la obligación a los operadores a ofrecer un servicio de roaming, como sucede con la telefonía móvil. De esta manera, el cliente podrá realizar sus cargas con una misma aplicación, y con los precios que tiene suscrito con su propia compañía, lo que ayudará a evitar la falta de transparencia de un sector donde los clientes muchas veces no tienen forma de saber qué precio tendrá su recarga desde la estación.

Como ya venían pidiendo desde club del automóvil de Alemania, ADAC, esto permitirá que se implante una política de precios razonable que permitirá la aceleración de las ventas, que beneficiarán a las propias operadoras de estaciones de carga.

La medida, por su parte, tiene diferentes retos, entre los que destaca la diferencia de consumo entre los propios vehículos, que podría dar un resultado distorsionado que haga que muchos usuarios no den el salto a las nuevas formas de movilidad sostenible.

Estilo de Vida