infoelectrico.com - Un nuevo estudio demuestra que los coches eléctricos ahorran un 40 % en mantenimiento frente a los de combustión

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Un nuevo estudio demuestra que los coches eléctricos ahorran un 40 % en mantenimiento frente a los de combustión

A pesar de su elevado precio, de todos es sabido que los coches eléctricos constituyen una buena inversión, ya que este tipo de vehículos cuestan mucho menos de mantener que uno tradicional; en concreto, hasta un 40 % menos, según revela un estudio llevado a cabo recientemente por la Universidad de Yale.

 

El coste de tener un coche es mucho mayor que su precio de compra, ya que sastos como el combustible, el mantenimiento o las reparaciones se acumulan con el tiempo.

En este sentido, Andrew Burnham, del Laboratorio Nacional de Argonne, y coautor de este reciente estudio sobre el coste total de la propiedad de un vehículo, ha destacado que "a lo largo de la vida útil de un vehículo, el mantenimiento y las reparaciones de un coche de gasolina pueden suponer 25.000 dólares (unos 22.000 euros) más o menos, una cantidad muy importante".

El especialista defiende que estos costes a largo plazo suelen ser menores en los vehículos eléctricos, ya que tienen menos piezas que reparar, y no necesitan sensores de oxígeno, bujías, aceite de motor o correas de distribución.

De esta manera, el equipo de Burnham calcula que el mantenimiento programado de los vehículos totalmente eléctricos cuesta un 40 % menos que el de los coches de gasolina. En este sentido, ha detallado que "existe un potencial de ahorro de gran cantidad de mantenimiento y reparaciones a lo largo de la vida útil de un vehículo eléctrico frente a uno de gasolina".

Los conductores de vehículos eléctricos también pueden ahorrar mucho dinero en combustible, por lo que aunque el coste inicial de un vehículo eléctrico puede ser mayor, Burnham dice que los compradores de coches deben mirar más allá del precio en el concesionario.

El eléctrico más vendido de 2020 en España fue el Renault Zoe que, en su versión menos potente, de 40 kWh, puede conseguirse desde 27.700 euros, incluyendo impuestos, ayudas, descuentos promocionales y financiación de la misma marca, mientras que su homólogo de combustión interna, el Renault Clio, puede comprarse desde 10.090 euros, con similares condiciones y menos los subsidios. En el caso concreto de este modelo, la brecha que habría que acortar para que los deseos de un parque automotor menos contaminante se cumplan sería de al menos 17.610 euros.

Es difícil calcular una media porque dentro de esta tecnología tendríamos que distinguir entre los puros y los híbridos enchufables, y cuanto mayor es el valor del vehículo, la diferencia es menor porque, en las gamas altas, además de la tecnología, el cliente paga por la imagen de marca. Así las cosas, el margen es más amplio en gamas bajas.

Sin embargo, las distancias se vuelven bastante relativas si al momento de elegir, el comprador suma al precio de adquisición los costes en los que va a tener que incurrir durante toda la vida útil del vehículo y que pueden variar dependiendo de los kilómetros recorridos, el tiempo de uso y de si se cuenta o no con un punto de recarga en casa.

Estilo de Vida