infoelectrico.com - Los británicos se vuelcan en la búsqueda de coche eléctrico, tras los problemas de abastecimiento de combustible en el país

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Los británicos se vuelcan en la búsqueda de coche eléctrico, tras los problemas de abastecimiento de combustible en el país

La escasez de gasolina en Reino Unido, que ha llevado al gobierno a preparar el posible despliegue del ejercito para el abastecimiento de las gasolineras, ha provocado un interés por la compra del coche eléctrico sin precedentes en el país.

 

De esta manera, tanto los distintos buscadores de Internet, como las páginas web de compraventa de vehículos, han visto como se disparaba el tráfico originado por un término de búsqueda que se ha convertido en el más popular durante los últimos días en el país, y que no es otro que «coche eléctrico«.

Así las cosas, la escasez de gasolina y diésel en las estaciones de servicio de Reino Unido ha hecho que regresen a la memoria las crisis energéticas mundiales de la década de 1970, cuando se produjo un embargo de petróleo por parte de la OPEP que desencadenó una escasez generalizada de combustible. Sin embargo, y a a diferencia de entonces, la escasez de hoy no se debe al combustible de origen fósil, sino a la carencia de conductores capacitados para conducir los camiones cisterna encargados de transportar la gasolina hasta los surtidores de todo el país.

La falta de mano de obra afecta de esta forma a las petroleras y las compañías de distribución, tras cebarse con el sector de la restauración, que lucha por conseguir los alimentos necesarios para desarrollar su oferta gastronómica.

El miedo a quedarse sin gasolina y las imágenes que se han difundido por todo el mundo de las gasolineras con sus depósitos vacíos, han provocado un estado de pánico que ha disparado la compra de combustible en los últimos días, lo que ha magnificado la escasez, hasta el punto de que el ejercito ya está en alerta a la espera de la evolución de los acontecimientos, si la crisis empeora.

El gobierno ha hecho un llamamiento a la calma para que la situación empiece a estabilizarse, pero gremios como el del taxi, los proveedores de alimentos y otros cuyos medios de vida dependen de los vehículos pesados de combustión, están mostrando una gran preocupación por la situación.

Mientras tanto, el mercado de coches eléctricos, tanto nuevos como de segunda mano, parece constituirse como una seria alternativa al desabastecimiento de combustibles de origen fósil. Ahora falta por ver si se trata solo de una reacción colectiva, o la tendencia se mantiene.

Estilo de Vida