infoelectrico.com - Reino Unido se planeta prohibir la recarga del coche eléctrico en el hogar a determinadas horas

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Reino Unido se planeta prohibir la recarga del coche eléctrico en el hogar a determinadas horas

El Gobierno de Reino Unido ha anunciado que tiene pensado introducir en la legislación la obligatoriedad de instalar puntos de carga para vehículos eléctricos en todas las viviendas y oficinas de nueva construcción, un anuncio realizado desde el Departamento de Transportes inglés, que justifica la norma en la escasez de puntos de recarga en comparación con el aumento de ventas de vehículos eléctricos, ya que en ese país la prohibición de venta de los coches con motor de gasolina y diésel está prevista para 2030.

 

En Gran Bretaña, existen actualmente 25.600 puntos de carga públicos en 16.000 localizaciones, y se calcula que se necesitarán diez veces más dentro de 9 años, por lo que desde el Gobierno se aboga porque esos nuevos cargadores instalados de forma obligatoria en viviendas y oficinas sean, por ley, de tipo inteligente, capaces de activar o desactivar la carga eléctrica en función de los picos de demanda para que el usuario ahorre dinero; pero también para no sobrecargar la red, de manera que los cargadores, por defecto, operarían de noche, cuando la demanda es más baja.

Así las cosas, desde el Departamento de Transportes del país acaban de confirmar que estos cargadores dejarían de funcionar automáticamente nueve horas al día, coincidiendo con los periodos de mayor demanda eléctrica.

En concreto, los puntos de carga domésticos instalados en viviendas, oficinas y otros centros de trabajo no estarían operativos entre las 8 y las 11 de la mañana, y entre las 16 y las 22 horas de la noche, aunque las autoridades se reservan también la posibilidad, en determinadas áreas, de alargar 30 minutos cada horario de prohibición en función de la demanda existente.

La medida ha causado una oleada de críticas, basadaa en que no tiene en consideración, por ejemplo, los diferentes horarios de actividad de los usuarios, al presuponer que todos podrán cargar en el periodo nocturno; como tampoco parece tener en cuenta el autoconsumo, pues en los horarios prohibidos, un usuario podría estar cargando su coche con energía generada por sus propias placas fotovoltaicas, y no con electricidad procedente de la red.

En cualquier caso, el Gobierno inglés ha aclarado que la medida no afectaría a las estaciones públicas de recarga, que podrían permanecer activas las 24 horas del día, y que la iniciativa trata de evitar el estrés de la red e incluso los cortes de suministro que, por ejemplo, se producirían por la tarde entre las 17 y las 19 horas, cuando a la demanda de electricidad, todavía muy alta en ese horario, se sumaría la de millones de usuarios recargando sus vehículos en casa tras regresar del trabajo.

Los responsables de la red eléctrica británica han calculado que solo el crecimiento previsto del parque automovilístico electrificado de aquí a 2050 hará necesarios 18 GW de potencia extra para cubrir la demanda en horarios pico, lo que equivale a la energía suministrada por seis centrales nucleares.

La medida anunciada en Inglaterra sobre la probable prohibición de la recarga doméstica durante nueve horas al día, contrasta con los mensajes tranquilizadores que han venido lanzando reiteradamente los responsables del sector energético en Europa.

Esta decisión inglesa se añade a otras controversias recientes, como la posibilidad de que los impuestos sobre los hidrocarburos que ahora recaen sobre los combustibles de automoción pasen en el futuro a penalizar la electricidad de movilidad.

Instituciones

//