infoelectrico.com - Desde SEAT no ven pragmáticas las ayudas al coche eléctrico y piden incentivos fiscales

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Desde SEAT no ven pragmáticas las ayudas al coche eléctrico y piden incentivos fiscales

El presidente de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, ha afirmado que no ve «pragmáticas» las ayudas al coche eléctrico a cambio de desprenderse de un coche antiguo contaminante, y por el contrario ha planteado ayudas fiscales que hagan más fácil la transición.

 

Al cumplir un año al frente de Seat, Griffiths ha explicado a Europa Press en el marco el Automobile Barcelona que se celebra en Fira de Barcelona, que la ayuda al coche eléctrico ha sido un proceso «demasiado lento» y lo ve aún demasiado complicado. «Si tú tienes un coche tan antiguo porque no puedes permitirte comprarte uno nuevo y tiene tantos años que tienes que achatarrarlo, no sé si vas a ser el cliente que tiene tanto dinero para ahora comprar el coche eléctrico», ha advertido.

Por eso, entiende y ve «técnicamente correcto y lógico» el propósito de que la gente se desprenda de un coche contaminante para comprar uno eléctrico, pero asegura que en realidad no es pragmático.

Preguntado por el Plan Moves III para incentivar la compra de vehículos eléctricos, ha respondido que son ayudas necesarias, como se ha visto en otros países, y ha añadido que desplegar el coche eléctrico «no es ciencia de cohetes». «Solo hay que mirar los países de Europa donde esto ha pasado ya, sean los países escandinavos, Holanda, Inglaterra o sea Alemania, donde es un 23% del mercado ya, viniendo de nada y en muy poco tiempo», ha destacado.

Griffiths considera que «hay que quitar este tipo de cosas que podrían frenar y también hay que apoyar más a las empresas» o incluso introducir alguna medida fiscal como tiene Alemania para los coches de empresa. «Allí tienes que pagar un tanto por ciento del valor del coche al mes como impuesto. Para un coche medio de 40.000 euros podrían ser 200 euros al mes: eso es cero si es un coche eléctrico. Entonces hay mucha gente en empresas que quiere un coche eléctrico de empresa para no pagar el impuesto», ha explicado.

De esta manera, ha apostado por este tipo de incentivo «tan fácil, no tan complicado, no tan sofisticado», porque según él está claro que el coche eléctrico tiene más sentido planteado para el bolsillo del usuario.

Además, ha avisado de que España «está en la cola» del coche eléctrico y que esto tiene que cambiar, ya que, si se quiere convertir en un hub de movilidad eléctrica en el futuro y fabricar coches eléctricos, hay que venderlos aquí.

Instituciones

www.