Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Cake, la moto eléctrica sueca modular que parece una bicicleta

La marca de motos sueca Cake Motorbikes acaba de aterrizar en España con un diseño minimalista, que incluye muy pocas piezas móviles y un mantenimiento muy bajo.

 

Esta nueva motocicleta eléctrica hace que simplemente haya que cargarla en una toma de corriente doméstica, entre 2 y 3 horas, para alcanzar el 80 % y 100 %, respectivamente, haciendo que sea capaz de satisfacer tanto a quien no tiene experiencia en la conducción de motos, por su facilidad de uso, como a un piloto experimentado, por sus prestaciones, capacidad de tracción e inmediata reacción a las órdenes sobre el acelerador.

La Cake es 100 % eléctrica y todoterreno, y destaca por su simplicidad, con una construcción modular como si de un Lego se tratara, que permite adaptar cada modelo a las distintas necesidades.

Con una estética muy sencilla, poco peso -entre 79 y 75 kg-, una batería que permite recorrer hasta 100 km sin necesidad de recargar y una velocidad máxima superior a los 100 km / h., este modelo promete generalizarse en las grandes ciudades españolas.

La gama actual de Cake se articula alrededor de tres series: Race, como motos de enduro desde una óptica deportiva; Freeride, para disfrutar al aire libre sin limitaciones y Explorar y viajar, que representa la opción urbana más práctica. 

De esta manera, la gama de modelos de esta marca de motocicletas sueca llega con versiones homologadas para circular por la vía publica, heredando varios elementos empleados en las bicicletas de descenso.

Todos los modelos cuentan con tres modos de conducción: Excel, con una hora de autonomía, Excite con dos horas de autonomía y Explore, con tres horas de autonomía.

Ya puede adquirise en nuestro país con un precio que parte desde los 9.500 euros.

Motos