Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Ionex, la nueva marca de scooters eléctricos de Kymco

Kymco ha lanzado una nueva estrategia de comercialización de su motos al separar a Ionex como una marca independiente, que solo se dedicará a productos eléctricos, una apuesta que por el momento se iniciará en Taiwán.

 

Kymco cuenta un catálogo de vehículos motorizados que va desde bicicletas eléctricas a futuras motocicletas potentes, pasando por la línea de scooter eléctricos denominada Ionex, que busca ofrecer una solución global de movilidad eficiente en áreas urbanas.

Parece que en el mercado taiwanés, los resultados de la compañía en el campo de la movilidad eléctrica no son los esperados, y no puede competir con Gogoro, la compañía que allí acapara la mayoría de las ventas. Por este motivo, Kymco ha cambiado su estrategia convirtiendo a Ionex en una marca independiente que comercialice su propio producto.

En el mercado taiwanés, Kymco es líder indiscutible en la venta de scooters, aunque la mayoría de ellos son de gasolina, un mercado llamado a ser cada vez más pequeño y que será sustituido poco a poco por la electrificación. Paralelamente, Gogoro ha pasado de ser una pequeña startup a liderar el mercado taiwanés de los scooters eléctricos en unos pocos años, gestionando una red de intercambio de baterías con 2.000 estaciones operativas.

Por su parte, Kymco entró en el mercado de los scooters eléctricos en marzo de 2018, un desembarco que no está yendo como la empresa tenía previsto, de forma que eligió su mercado local, Taiwán, para poner en marcha el programa Ionex, que contempla el lanzamiento de 10 nuevos scooters eléctricos al mercado en tres años y que se expandirá de forma paulatina a otros veinte mercados internacionales, entre los que se encuentra España.

Los scooters de Ionex están diseñados para que se carguen en el hogar, ya que cuentan con una batería extraíble de cinco kilogramos, aunque también se pueden recargar en puntos públicos o compartidos.

De esta manera, Ionex nace como una marca únicamente eléctrica con la que Kymco pretende revertir esta situación, de forma que desaparecerán de sus scooters eléctricos todos sus logos y no aparecerán en sus campañas de marketing.

Aunque la marca aun seguirá siendo propiedad de Kymco, la compañía está separando las dos entidades para permitir que Ionex se convierta en una marca dedicada exclusivamente al desarrollo y comercialización de scooters eléctricos, con la esperanza de que pueda enfrentarse con éxito a Gogoro.

Según ha explicado Allen Ko, presidente de la marca, “para captar la atención del consumidor, tenemos que adoptar una nueva marca y renunciar a la matriz”.

Por ahora, esta estrategia solamente se aplicará en el mercado taiwanés, y Ko ha optado por mantener la marca Kymco en el resto de los mercados para aprovechar el prestigio y el conocimiento de la marca por parte de sus clientes fuera de su país.

Pero parece que la ofensiva comercial será potente, y solo en el próximo mes, Kymco tiene previsto abrir 11 tiendas específicas Ionex, que serán 50 para finales de año. Además, han anunciado el despliegue de 1.500 estaciones de intercambio de baterías para este año, que aumentarán hasta 4.000 antes de que finalice en 2022.

Motos