infoelectrico.com - Manta5 Hydrofoiler XE-1, una curiosa bicicleta eléctrica acuática

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Manta5 Hydrofoiler XE-1, una curiosa bicicleta eléctrica acuática

Los amantes del ciclismo que se sienten atraídos por los deportes acuáticos pueden acceder a partir de ahora a un nuevo y peculiar tipo de bicicleta eléctrica para poder cubrir millas náuticas a base de pedaleo, con la asistencia de un motor y una batería.

 

Los creadores de este vehículo bautizado como Hydrofoiler XE-1 son los especialistas de Manta5, que han conseguido desarrollar una curiosa bici acuática fabricada con materiales de última generación, que puede moverse a 22 km/h, o lo que es lo mismo, 12 nudos, al tratarse de velocidad sobre agua.

La posición de conducción de esta alternativa de movilidad veraniega es exactamente igual que la de una bicicleta convencional, con gran maniobrabilidad, agilidad y polivalencia, que permiten incluso navegar sobre pequeños oleajes.

En principio la marca concibió el vehículo para que se desplazara solo con el pedaleo, pero tras desarrollar cinco prototipos distintos, decidieron que la versión definitiva saliera al mercado con un motor eléctrico que asiste al pedaleo para hacer los trayectos más confortables y divertidos.

Entre las principales características de este peculiar vehículo se encuentran su agilidad y su polivalencia, pues incluso es capaz de navegar sobre pequeños oleajes, quedando claro que este vehículo no está concebido como una tabla de surf y que no está pensada para surcar los océanos, sino para divertirse a relativa distancia de la orilla ya sea en playas, en lagos o en ríos.

El encargado de proporcionar la asistencia al pedaleo es un motor de cuatro hélices asociado un paquete de baterías que se encargan de alimentarlo. Con un tiempo de carga de cuatro horas, el vehículo de Manta5 puede ofrecer hasta una hora de potencia máxima de asistencia al pedaleo.

Destaca el hecho de que no hay que preocuparse por la combinación agua-electricidad, pues el vehículo está diseñado específicamente para que sea totalmente sumergible con seguridad; y tampoco debemos inquietarnos por un hipotético peligro de hundimiento, ya que el chasis está fabricado con aluminio aeronáutico y ofrece la mejor flotabilidad posible.

Todos los engranajes y la transmisión están alojados dentro del chasis, que está diseñado para que la sal marina no suponga un inconveniente.

El vehículo dispone de un ordenador de a bordo que permite gestionar diferentes parámetros, como por ejemplo seleccionar entre los siete niveles disponibles de asistencia eléctrica al pedaleo. También equipa un sistema desarrollado por Garmin que hace posible consultar la distancia recorrida, la velocidad, el tiempo de viaje y el nivel de batería en cada momento.

Lo que no es, es barata, ya que el precio de esta curiosa bici eléctrica acuática ronda los 7.400 euros.

Motos

//