infoelectrico.com - Re:CAKE, o cómo evaluar, calificar y renovar la moto eléctrica para revenderla

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Re:CAKE, o cómo evaluar, calificar y renovar la moto eléctrica para revenderla

El fabricante sueco de motocicletas eléctricas CAKE ha apostado por la sostenibilidad, y acaba de presentar una nueva línea de negocio relacionada con las motocicletas usadas y basada en un programa denominado re:cake, que las certifica y garantiza.

 

Un guardabarros verde con el nombre del programa inscrito sirve como seña de identidad de que una motocicleta eléctrica ha pasado por todos los controles del fabricante, y que cumplirá con las expectativas de su nuevo propietario.

CAKE ha llegado a la conclusión de que el crecimiento que está experimentando este mercado ofrecerá como resultado una gran cantidad de motocicletas eléctricas usadas que volverán a venderse cuando sus propietarios decidan desprenderse de ellas, un escenario en el que cobra sentido un programa que pretende ofrecer las máximas garantías a los nuevos propietarios, y que amplía el concepto sostenible de la empresa.

Durante años, los concesionarios tradicionales de motocicletas han llevado a cabo programas similares a este, normalmente respaldados directamente por los propios fabricantes que participan en la inspección y la certificación de los vehículos para garantizar su buen estado. Ahora CAKE se convierte en el primer fabricante de motocicletas eléctricas que emprende un programa de este tipo.

De esta manera, todas las motocicletas ofrecidas por la marca contarán con un periodo de garantía que dependerá de su antigüedad y del precio de venta; y según explica la marca en su página web, “cada motocicleta se evalúa individualmente y por lo tanto recibe una garantía particularizada para ella, que diferirá de un artículo a otro”.

Las motocicletas eléctricas re:cake están ya disponibles a través de la página web del fabricante que inició este servicio, a través de un primer lote que según la compañía ha sido extraído de la flota de unidades de demostración y de uso interno; aunque el objetivo del programa es que en la oferta se incluyan las motocicletas de segunda mano que entreguen sus clientes.

El catálogo actual que CAKE ha puesto a disposición de los compradores está formado, por ahora, en su mayoría por unidades Kalk& cuyo precio de venta es de 9.900 euros y 11.900 euros, cuando el precio de una unidad nueva es de 14.500 euros.

Se trata de la primera motocicleta homologada por la marca para su uso en carretera a partir de la Kalk OR, que mecánicamente cuenta con un motor eléctrico de 15 kW de potencia punta y una batería de 2,6 kWh de capacidad.

Cada artículo que se vende a través de este programa, incluye toda la información necesaria sobre el estado de la motocicleta eléctrica, incluyendo en la ficha de cada una de estas motocicletas toda la información sobre el estado de cada uno de los componentes, además de su VIN, su fecha de fabricación y el nombre de su anterior propietario. También se refleja la garantía que le otorga la marca tanto para la motocicleta como para la batería y el contacto para la venta.

Motos