Producen hidrógeno para el coche eléctrico a demanda y al instante

Los coches eléctricos de hidrógeno se erigirán en el futuro como la solución de movilidad sostenible definitiva, ya que son 100 % limpios en emisiones, tendrán muchos más kilómetros de autonomía que los eléctricos de batería y las velocidades de recarga de batería serán similares a los de combustión. Sin embargo, se enfrentan a múltiples desafíos, entre los que destaca el transporte del hidrógeno.

Ante este factor, un grupo de científicos chinos están probando con éxito un método de generación de hidrógeno in situ y a demanda a partir de una aleación de metales, en lo que supondría un paso más en la innovación en este ámbito.

Según haa publicdo un grupo de investigadores de la Academia de Ciencias de China y la Universidad de Tsinghua en la revista Journal of Renewable and Sustainable Energy, la generación de hidrógeno instantánea evita problemas relacionados con la degradación de las materias primas, como una barrera inevitable encontrada durante el uso del aluminio que consiste en que se forma de manera instantánea una película delgada de óxido una vez que se expone al aire, lo que impide un mayor contacto y reacción entre aluminio y el agua.

Solo las soluciones ácidas o alcalinas pueden disolver esta película pasiva, pero estas soluciones causan corrosión. Sin embargo, estos investigadores han encontrado una posible solución a partir de una nueva aleación de metales. De esta manera, la reacción de la interacción de aluminio y el agua con la formación de hidróxido de aluminio e hidrógeno activada a partir de una nueva aleación de galio, indio, estaño y bismuto ha resultado ser estable y presenta una productividad de hidrógeno del 92 %.

Así, los investigadores han descubierto un mecanismo de activación controlable para producir hidrógeno a demanda y en tiempo real, aunque de momento solo a pequeña escala.

El estudio desvaela que se genera hidrógeno de forma estable, con una alta pureza y una alta eficiencia, aunque queda por resolver el factor reciclado para poder reducir aún más los costos que se evitan del transporte y el impacto medioambiental.

Además, el problema de la disipación de calor en el proceso de reacción de hidrógeno necesita ser optimizado. En cualquier caso, esta forma de producción podría aplicarse, según la investigación, a cualquier forma de transporte o dispositivos portátiles.

Actualmente, a nivel mundial el 95 % del hidrógeno se extrae a partir del reformado de gas natural, un proceso que emite grandes cantidades de CO₂ a la atmósfera, mientras que solo el 5 % se obtiene a partir de energías renovables, como puede ser la electrólisis, aunque se trata de un proceso de extracción mucho más caro que el del reformado de gas natural.

Tecnología