infoelectrico.com - Consiguen convertir el coche eléctrico en una fuente de ingresos

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Consiguen convertir el coche eléctrico en una fuente de ingresos

Tener un coche eléctrico podría proporcionar determinadas ventajas con respecto a los coches de combustión más allá de evitar una alta contaminación, beneficiarnos de tarifas especiales en los aparcamientos públicos o poder usar los carriles Bus/VAO con un solo ocupante... y es que se están desarrollando tecnologías para que los propietarios de estos automóviles puedan utilizar la electricidad sobrante de las baterías para utilizarla en casa o venderla a su propio suministrador de energía.

Esta tecnología se denomina V2G (Vehicle-to-Grid), algo así como Vehículo Conectado a la Red, y diversos fabricantes ya están experimentando con este sistema de carga bidireccional con el que los propietarios de los coches eléctricos podrían obtener un rendimiento adicional cuando recargan las baterías durante periodos de menor demanda, en los que el precio de la energía es menor, y utilizar la electricidad almacenada para el consumo particular cuando los costes son más elevados.

Alemania, Reino Unido, Francia, Suecia y Dinamarca encabezan en Europa la experimentación con la tecnología V2G, aunque otros países ya han comenzado a implementarla. En España, la primera estación de recarga bidireccional se instaló en el municipio barcelonés de Santa Perpètua de Mogoda a principios de 2019, donde un punto de V2G está ubicado junto al edificio de Desarrollo Local formando parte del proyecto Sistema Integral Avanzado para la Autogestión Energética (Savies) mediante el cual se pretende que los edificios sean menos dependientes de la red eléctrica convencional.

En la actualidad, un parking de Yokohama ya permite pagar a los usuarios de coches eléctricos con la energía que generan sus vehículos mientras permanecen aparcados. Por ahora la experiencia se limita a un espacio concreto, el Nissan Pavilion, que abrió sus puertas en la ciudad japonesa en forma de un recinto de 10.000 metros cuadrados equipado con paneles solares y con un sistema hidroeléctrico renovable. El área de restauración del parque está operada por la energía de las baterías del Nissan Leaf y por energía solar.

Nissan introdujo el primer coche eléctrico masivo cero emisiones en el mundo en 2010 y desde entonces ha colaborado con Gobiernos e instituciones nacionales e internacionales para expandir el uso del vehículo eléctrico. En Japón ha alcanzado un acuerdo con los gobiernos locales para usar los coches LEAF como baterías móviles que puedan proporcionar energía durante desastres naturales.

Tecnología