Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Bosch desarrolla una novedosa transmisión para el coche eléctrico

La compañía germana Bosch acaba de presentar un novedoso sistema de transmisión que abre nuevas posibilidades a los coches eléctricos, ya que permite aumentar la autonomía y optimizar el grupo motor reduciendo costes, al tiempo que permite ampliar las distancias recorridas con una sola carga de batería.

Esta nueva transmisión podría suponer un impulso a la hora de configurar el tren motriz de un automóvil 100 % eléctrico, teniendo en cuenta que la capacidad de superar ampliamente las 10,000 rpm e incluso doblar esta cifra, junto a la característica de estar disponibles ante la demanda del acelerador en cualquier momento, permiten a los vehículos eléctricos prescindir de las cajas de cambios. Sin embargo, estas ventajas no implican que se disponga de todo el par motor de cero al máximo de revoluciones por minuto, puesto que a partir de cierta velocidad el par comienza a disminuir, además de que a alta velocidad no se puede optimizar el rendimiento ni revoluciones del motor, al contar con sólo una velocidad,  por lo que se termina consumiendo más energía de la necesaria.

Las ventajas de una solución con más de un desarrollo pueden permitir a los vehículos eléctricos mejorar la eficiencia a la hora de transmitir energía, optimizar el sistema y aumentar las prestaciones.

Por este motivo, Bosch ha desarrollado el cambio de variación continua (CVT), especialmente diseñado para el coche eléctrico denominado CVT4EV que ayuda a los vehículos cero emisiones puros a mejorar el rendimiento, a la vez que otorga una mejor aceleración y permite alcanzar velocidades máximas más elevadas, proporcionando, a la vez, mayor par a las ruedas.

Estos avances se consiguen reduciendo además el consumo de energía, por lo que la autonomía se incrementa.

Hasta ahora el enorme par que desarrollan los coches eléctricos no permitía usar este tipo de soluciones, pero Bosch parece haber encontrado la solución con su CVT4EV, una transmisión de variación continua con correa de empuje, especialmente diseñada para vehículos eléctricos. Esta transmisión es extremadamente compacta, pensada para responder a las demandas de rendimiento de los vehículos eléctricos para una amplio segmento de necesidades.

Según la marca alemana, "el sistema mejora la economía y el rendimiento del tren motriz eléctrico, mientras mantiene el carácter suave y cómodo del motor eléctrico", al tiempo que permite aplicar la máxima potencia sin corte alguno de esta, con lo que se consigue que el vehículo acelere mejor y suba con mayor soltura las cuestas más empinadas.

Además, el sistema de Bosch es un todo en uno, ya que consta de una plataforma con un módulo CVT4EV, un inversor, un motor eléctrico y un mando final con una relación adaptada al vehículo, lo cual supone una gran ventaja de costes para los fabricantes de automóviles, disminuyendo la inversión y complejidad en el desarrollo, producción y posventa de sus vehículos.

Tecnología