Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Valencia instala puntos de recarga para coches eléctricos en las farolas de la ciudad

El ayuntamiento de Valencia ha comenzado el proceso de instalación en las farolas de la ciudad de una serie de puntos de recarga para coches eléctricos e híbridos enchufables en diversas zonas del municipio.

Valencia se une de esta manera a otras ciudades europeas, como Londres, que están experimentando con este tipo de infraestructuras. En este sentido, la concejala de Recursos, Luisa Notario, ha explicado que "por el momento, se trata de un proyecto piloto y, por tanto, habrá que monitorizar los resultados para estudiar la viabilidad de implantar el sistema en toda la ciudad".

Las ubicaciones serán las calles Amadeu de Savoia (edificio municipal de Tabacalera), con cuatro cargadores en dos farolas y un total de 28 kW de carga simultánea, y en las calles Castellonet (edificio de la Junta de Distrito de Trànsits), Santa Rosa (escuela de jardinería), Comte Altea (número 28) y General San Martín (número 7) con dos cargadores en una farola en cada una de ellas.

Los cargadores instalados incluyen enclavamiento automático de carga nocturna para la desconexión automática y 14 kW de carga simultánea para cada emplazamiento.

De esta forma, Valencia inicia un proyecto piloto, del estilo del llevado a cabo en Westminster (Londres), donde las farolas sirven también como punto de carga para coches eléctricos.

La idea de utilizar la infraestructura del alumbrado público para poder además recargar coches eléctricos se viene barajando desde hace años, y es especialmente relevante en las ciudades europeas donde las plazas de parking, ya sean privadas o públicas, son un bien escaso y donde la mayoría del parque móvil duerme en la calle.

Este proyecto de la ciudad de Valencia, que recibe el nombre de Humble Lamp Post, no solamente buscará observar el uso que hagan los usuarios de esos puntos (horarios, tiempos de carga, usuario habitual o no, etc), sino también la viabilidad, tanto de explotación, ya que la recarga no será gratis, como de instalación.

Las autoridades municipales valencianas pretende implementar a bajo coste la adquisición de una gran cantidad de cargadores de coche, utilizando el mayor o menor número de centros de mando de alumbrado que ya disponen de acometida eléctrica, y el resto de infraestructura para el suministro, así como la obtención de costes de explotación bajos y la posibilidad de una adaptación progresiva, a medida que lo exija la demanda.

Tecnología