Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

Crean una plataforma destinada a reducir los costes de desarrollo de cualquier coche eléctrico

La compañía británica Watt Electric Vehicle Company ha diseñado una plataforma específica que permite implementar sobre ella automóviles de pasajeros y vehículos comerciales eléctricos con bajo coste.

 

Esta plataforma, denominada Electric Vehicle Company's Passenger And Commercial EV Skateboard (PACES) tiene como particularidades que es flexible, escalable, ligera y rentable, y tiene como objetivo ponerse a disposición de fabricantes que no puedan asumir los costes de inversión que implican el desarrollo de vehículos eléctricos desde cero.

La plataforma ha sido diseñada por Neil Yates, un consultor experto en el desarrollo de vehículos de nicho, que ha creado una plataforma de aluminio, modular y flexible, diseñada específicamente para la fabricación de vehículos de bajo volumen de ventas.

Esta característica no significa necesariamente que a partir de ella solo se puedan desarrollar coches eléctricos de bajo precio o calidad limitada, ya que permite implementar casi cualquier tamaño o formato de vehículo eléctrico, desde un deportivo hasta un autobús.

La plataforma PACES admite de esta manera todo tipo diseños mecánicos, de tracción delantera, tracción trasera o tracción total; y su desarrollo incluye el cumplimiento de todas las regulaciones ISO y los estándares de accidente europeos.

La clave de esta plataforma está en su innovador sistema de fabricación denominado FlexTech y compuesto por piezas fabricadas por extrusión (piezas planas cortadas con láser), muy ligeras, que se entrelazan y se unen. De esta manera, da lugar a un chasis de bajo coste, muy rígido y preciso, que puede ser entregado con una gran precisión de fabricación, con variaciones máximas en las mediciones inferiores, lo que se traduce en que requiere muy poca inversión en costosas herramientas y en procesos de mecanizado posteriores al ensamblaje, lreduciendo así los costes de fabricación.

El primer modelo de producción que utilizará la plataforma PACES será un cupé creado por la propia compañía, un biplaza eléctrico inspirado en el diseño de los coches de los años 50, que servirá como demostrador de esta tecnología, enfocándose en lograr un mayor dinamismo y sensaciones para el conductor.

Su peso en vacío es menor de 1.000 kgrs, y cuenta con una distribución cercana al 50:50 y un chasis muy comunicativo, al tiempo que su motor eléctrico está montado en la parte trasera y estará disponible en dos niveles de potencia. Por su parte, la batería que lo alimenta tiene una capacidad de 40 kWh, lo que significa una autonomía homologada en el ciclo WLTP de 370 kilómetros.

Según ha explicado Neil Yates, fundador y propietario de Watt Electric Vehicle Company, “con bajos volúmenes de ventas, tanto empresas emergentes como marcas establecidas, tienen algunos reparos para invertir en el desarrollo interno de tecnología específica para vehículos eléctricos”.

Para convencer de su uso a los fabricantes de vehículos especializados y acelerar su transición de electrificación, la compañía ha contratado una cadena de proveedores de componentes, todos ellos con sede en Reino Unido, con el fin de garantizar la calidad de la plataforma. De esta manera, Equipmake se encargará de los sistemas de batería y tren motriz de última generación, mientras Potenza Technology se hará cargo de los sistemas de control de la carrocería, el tren motriz y la gestión de baterías compatibles con el ISO26262 del proyecto.

Tecnología