Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los vehículos eléctricos.

La carga en casa, clave para el impulso del coche eléctrico en España

8 de cada 10 españoles (84 %) que se plantean comprar un coche eléctrico en los próximos tres años, valoran la posibilidad de instalarse un cargador en su domicilio, un dato superior a países como Suecia (76 %), Alemania (65 %) y Francia (73 %).

 

Por contra, solo un 58 % de los españoles que tienen un coche eléctrico cuentan con un cargador en su casa, ya sea porque lo hayan adquirido o bien porque estuviera incluido con el vehículo.

Se trata de datos procedentes de un estudio promovido por la start-up española de cargadores para coches eléctricos Wallbox y realizado en nueve países (Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos), que refleja como tendencia que el 78 % de los consumidores de esos países que valoran tener un cargador en casa lo hacen antes de comprar el coche eléctrico.

Según cuenta Business Insider España, la conclusión de este estudio es que la solución de carga se ha convertido en "un factor clave a tener en cuenta en la compra" de un coche eléctrico, mientras que la dificultad para contar con una solución de recarga de este en el domicilio puede ser "un factor detractor de compra" y por lo tanto, un freno al desarrollo de los coches eléctricos.

Según la directora de marketing de Wallbox, Bárbara Calixto, "mucha gente considera comprar un eléctrico, pero por no tener claro cómo de sencillo será recargar sus coches, muchos acaban optando por no ir al eléctrico. Sabemos que el cambio al eléctrico se va a acelerar cuanto más fácil lo hagamos", y ha añadido que "lo que hemos aprendido en esta investigación es que la gente se plantea cargar en casa, pero se decide por no hacerlo. Si no aparco en un garaje propio, sino que vivo en una comunidad de vecinos, no sabes cómo proceder, ni a quién pedir autorización... Tenemos que mejorar la regulación y ponerlo cada vez más fácil".

La directiva apunta que el primero de los cuellos de botella de esta situación en España es la regulación, ya que en muchos aparcamientos colectivos hay que hacer adaptaciones en la infraestructura eléctrica para colocar el cargador y el coste de estas adaptaciones es "demasiado alto".

Dentro del panorama internacional del estudio, Estados Unidos es el país con más dueños de cargadores (un 71 % de los dueños de vehículos eléctricos), seguido por el Reino Unido (68 %) mientras que sorprende que en países en los que la movilidad eléctrica es más avanzada el porcentaje de conductores de eléctricos con cargador en casa descienda (un 56 % en Países Bajos, un 54 % en Alemania, o un 47 % en Suecia), algo que se debe a que las infraestructuras de carga pública están más desarrolladas.

Un dato curioso del estudio es que cuando se pregunta acerca de los motivos por los que las personas se plantean comprar un vehículo eléctrico, aquellas que todavía no lo tienen, apuntan en primer lugar a motivos medioambientales, pero los que ya conducen un vehículo eléctrico destacan el ahorro económico, por lo que resulta interesante observar cómo conforme tienen el coche baja el beneficio medioambiental y sube la experiencia.

Entre los españoles, la experiencia de conducción sube de ser el quinto motivo al tercero cuando pasamos de alguien interesado a un conductor de eléctricos. Por eso, Calixto considera que las compañías automovilísticas deberían fomentar la idea de que la experiencia de conducción de un coche eléctrico es placentera, igual que lo han hecho durante décadas los vendedores de vehículos de combustión tradicionales o las empresas tecnológicas.

La compañía catalana, que recibió recientemente una ronda de financiación de 33 millones de euros, ha puesto en marcha una campaña de marketing con la que quiere impulsar la adopción de los cargadores, acompañada de un material educativo sobre el coste de la carga, el tiempo o la autonomía. "Son dudas que están en la cabeza de la gente y a las que queremos dar respuesta", ha explicado la directora de marketing de Wallbox.

La iniciativa se ha puesto en marcha en España, Reino Unido, Francia y Países Bajos, y en marzo irá a Estados Unidos, Alemania y los países nórdicos.

Tecnología